Bienvenido a la Hermandad del Valle
    Búsqueda

    Menú
· Inicio
· Presentación
· Recomendar
    Publicaciones
· Altar Mayor
· El Risco de la Nava
· El Brocal
    Envíos

Si deseas recibir nuestras publicaciones por correo electrónico, además de otras noticias de la Hermandad, indícanos tu dirección de correo-e:

Suscribirte
Cancelar suscripción

Dirección:

Altar Mayor T
Altar Mayor - Nº 85 (14)
Lunes, 31 marzo a las 19:18:31

Altar Mayor

REVISTA DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS
Nº 85 – febrero-abril de 2003

¿EL CINE QUIERE RESUCITAR A EGUILAZ?
Por José Manuel Cansino.

La autarquía económica del primer franquismo ha sido tradicional motivo de mofa entre los analistas de la economía española. Las nefastas consecuencias derivadas de un proteccionismo arancelario de origen decimonónico se siguen utilizando hoy para explicar, por ejemplo, la falta de competitividad de amplios sectores de la economía nacional.

Como apuesta de política económica, las barreras comerciales a la importación han sido una vindicación tradicional de la derecha conservadora de todo el mundo, naturalmente también de la española. Tras de esa lucha en pos de los elevados aranceles encontramos principalmente el deseo de los detentadores del poder económico (primero agrario y luego industrial) de preservar su posición acomodada frente a la potencial competencia extranjera que ofrecía lo mismo a menor precio o con mayor calidad.

Se acusa a los falangistas de promover ideológicamente la política proteccionista del franquismo hasta el inicio de su desmantelamiento gradual coincidiendo con el Plan de Estabilización Económica de 1959. Desde luego no faltaron baluartes con camisa azul que bien desde la Comisión de Industria y Comercio de la Junta Técnica, bien desde la Junta Política de FET y de las JONS o bien desde las propias carteras ministeriales, defendieron esta política autárquica. Ejemplos claros de lo anterior fueron el catedrático de Economía Vicente Gay y el autor de Política Económica Totalitaria, Higinio París Eguilaz. No obstante, de ahí a unir falangismo y autarquía media un abismo y un elenco considerable de ejemplos en sentido contrario vertidos, por ejemplo, desde la sección de Economía del Instituto de Estudios Políticos en el que convivían científica y pacíficamente falangistas y liberales.

Pero como la Historia la escriben los vencedores y la divulgan sus voceros, el resumen de lo anterior en versión del «progresismo económico» y del «liberalismo de nuevo cuño» es que los falangistas inspiraron una terrible política autárquica cuyos efectos devastadores aún se dejan notar en los males que aquejan a la economía nacional.

Con el paso de los años se ha producido un hecho paradójico. Sabido es el interés de la izquierda en influir en la cultura de manera determinante y a favor de sus fines últimos. El ejemplo de Jean Paul Sartre en Tiempos modernos y la manipulación del Partido Comunista Francés probablemente sea un ejemplo paradigmático. En la España de la Transición política la situación no ha sido diferente. La cultura y la industria en torno a ella ha sido controlada paulatinamente por el progresismo de izquierdas en una lectura exclusivista de la Historia en la que los héroes del franquismo pasaron a villanos de la democracia y los demonios de la Dictadura visten ahora trajes de libertad. Lejos quedan las tertulias literarias del Café Gijón en la que los literatos de vanguardia falangistas compartían lugar, copas y deudas con la intelectualidad comunista. Era la firma y el estilo de la Falange de la pluma que vencía sobre la Falange de la porra. Samuel Ros frente a Ansaldo y Miguel Hernández frente a Líster. Nada de esto cuenta la cultura sedicente progresista ni en su versión de izquierdas ni en su versión de derechas.

Lo cierto es que la industria del cine española, vocera de esta cultura invertida, acaba de exigir al Ministerio de Cultura gobernante que proteja las cintas españolas frente a la competencia de la industria norteamericana. Sirvan para lo anterior aranceles, cupos y restricciones varias. Lo único que le ha faltado a los productores de cine españoles ha sido pedir a la Ministra que retome las lecciones de la autarquía falangista incluso resucitando a Higinio París Eguílaz para nombrarle asesor del Ministerio en el mercado cinematográfico.


 
    Opciones
· Versión Imprimible
· Enviar a un Amigo
    Otros enlaces
· Más Acerca de Altar Mayor


Noticia más leída sobre Altar Mayor:
Altar Mayor - Nº 81 (12)


Hermandad del Valle de los Caídos (hermandaddelvalle.org)
Colaboraciones, comentarios, sugerencias: