Bienvenido a la Hermandad del Valle
    Búsqueda

    Menú
· Inicio
· Presentación
· Recomendar
    Publicaciones
· Altar Mayor
· El Risco de la Nava
· El Brocal
    Envíos

Si deseas recibir nuestras publicaciones por correo electrónico, además de otras noticias de la Hermandad, indícanos tu dirección de correo-e:

Suscribirte
Cancelar suscripción

Dirección:

El Risco de la Nava
El Risco de la Nava - Nº 175
Martes, 22 julio a las 23:29:04

El Risco de la Nava

GACETA SEMANAL DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS
Nº 175 – 15 de julio de 2003

SUMARIO

  1. Apuntaciones sobre animales, por Antonio Castro Villacañas
  2. Una manipulación de Tusell, por Pío Moa
  3. Complicadas vacaciones, por Fernando de la Sota
  4. Comentarios, por Españoleto


APUNTACIONES SOBRE ANIMALES
Por Antonio Castro Villacañas

Todos sabemos que los animales somos sólo una parte, desde luego importante, del mundo creado. Sabemos también que en este mundo -traidor o de Dios, según se mire- coexistimos diversas clases de animales. No es cosa de recordar aquí las distintas especies de animales irracionales -desde los mamíferos a los invertebrados, por ejemplo- que pueblan nuestro mundo. Hoy quiero referirme sólo a los animales más o menos racionales que con los carentes de razón y constituimos la total población de Animalandia. También entre nosotros podemos y debemos distinguir diversas especies. Una de ellas, quizás la más notable, es la conocida como animal político. Subespecies de éste son por ejemplo los camaleones, los zorros, las águilas, las ratas, los lobos, los leones… Alejandro Lerroux, por ejemplo, se definió a sí mismo como uno de éstos cuando en la primavera del año 1933 se distanció definitivamente de Azaña, astuto zorro dotado entonces de la plenitud de sus fuerzas.

Tengo escrito que Fraga es el mejor camaleón de cuantos yo he conocido en los últimos sesenta años, pues sin dejar de ser siempre el mismo, ha sabido adoptar cuantos símbolos externos necesitaba para moverse en los diferentes ámbitos políticos que la vida le iba presentando: recordar su disfraz de alegre cazador de opereta, sus patrióticos tirantes, su diplomático bombín británico, su actual parla gallega, etc., equivale a recorrer los distintos capítulos que configuran el manual del perfecto camaleón político.

Algún día, quizás, deberíamos entre todos escribir la enciclopedia de esta particular fauna. Me limito hoy, y ya termino, con destacar aquí las tres últimas figuras que por sus animaladas se han revelado en el gran escenario de nuestra política. Me refiero al presidente del parlamento de Cataluña y a los dos diputados socialistas de la asamblea madrileña. El primero, periquito o cotorra aunque sea culé, se ha aprovechado cobardemente de su cargo para insultar a las fuerzas encargadas de mantener el orden público, y de su condición animal -primer loro catalán- para esquivar sus notorias responsabilidades. Los segundos, pequeños batracios de una charca, han saltado desde su, hasta ahora, habitual ribera a otra distinta. Si el periquito o cotorra merece el más profundo desprecio y su encierro en una jaula cubierta, los renacuajos o sapitos pueden aún darnos nuevos motivos de entretenimiento o repulsa. Aguardemos.
 

UNA MANIPULACIÓN DE TUSELL
Por Pío Moa

La exposición Arte protegido, del Museo del Prado, sobre el salvamento de obras de arte durante la guerra no es, desde luego, una patraña sistemática, como la montada por los chicos de Alfonso Guerra en torno al exilio, pero dista de informar con claridad al público sobre los avatares del patrimonio artístico español durante la guerra civil. Quizá sea inevitable, dada la situación actual, aunque no deja de ser un avance. De todos modos, el visitante no se hará una idea muy clara del asunto, a excepción del aspecto meramente técnico del salvamento.

Pero es Javier Tusell -el historiador profesional y «científico», amigo de la censura y de una concepción adoctrinante (es decir, totalitaria) de la historiografía-, quien, en el prólogo al catálogo, da la nota política de la exposición. Que es lo fundamental, pues el salvamento de las obras de arte no fue ante todo una operación técnica, llevada bastante bien por la Junta del Tesoro Artístico «republicana», sino política.

Tusell, después de libros como el mío sobre los mitos de la guerra, no puede hablar con la desenvoltura de antaño sobre las maravillas del espíritu republicano, pero no obstante se las arregla para colar trolas del tamaño del propio museo del Prado. Intenta transmitir la tesis de que «fue el espíritu regeneracionista de la República el que salvó el patrimonio», mientras, por el contrario, «a los sublevados» les interesó, ante todo, ganar la guerra, y por tanto la protección del patrimonio tuvo para ellos importancia muy reducida. Naturalmente, ganar la guerra les interesó tanto a los sublevados como a las izquierdas, pero el lector desprevenido es inducido a creer que fueron los franquistas los principales destructores del patrimonio, por acción (bombardeos) o por omisión (desidia).

La verdad es totalmente opuesta, y puede resumirse así:

a) Durante la guerra fue incendiada o destruida por otros medios una cantidad ingente de obras de arte, bibliotecas antiguas y valiosísimas, acumuladas durante siglos, edificios de gran valor artístico, archivos, etc. Otros bienes artísticos e históricos fueron saqueados, en especial los que, por su contenido en metales o piedras preciosas, podían ser fácilmente vendidos.

b) La práctica totalidad de esas destrucciones y expolios se dio bajo el Frente Popular, y fue espoleada por la propaganda no sólo de anarquistas (como indica Tusell), sino de comunistas, socialistas y azañistas. Por ejemplo, el periódico de Azaña, Política, alentaba al vandalismo y bendecía a sus autores, como expongo en Los mitos de la guerra civil. Pueden citarse las incitaciones en verso hechas por Alberti, que suele aparecer en libros de historia como uno de los salvadores del patrimonio artístico. Etc.

c) Los bombardeos nacionales sólo causaron pérdidas insignificantes, y aun ellas de modo involuntario, por fallos de puntería normales en tales casos. Y de ninguna manera el traslado de las obras se hizo para librarlas de ataques aéreos, pues empezó antes de que los mismos empezasen. Además, el museo del Prado se convirtió en almacén de tránsito, durante el resto de la guerra, de innumerables obras traídas de otros lugares, prueba del poco temor de las autoridades izquierdistas a los bombardeos. La alusión a éstos fue sólo un pretexto para despistar a la opinión internacional y, de paso, culpar a los franquistas.

d) Hubo un peligro real de bombardeos, pero se debió precisamente a los traslados, sobre todo cuando, como lamenta Azaña, los depósitos fueron colocados al lado de polvorines o parques de artillería, como ocurrió en Figueras y Peralada. Si se salvaron entonces fue simplemente porque el servicio de inteligencia franquista sabía que allí estaban.

e) Siendo así las cosas, como indudablemente así fueron, por mucho que intente ocultarlo Tusell, es lógico que el bando nacional se interesase poco por la destrucción del patrimonio, pues en la zona dominada por él esas destrucciones no existieron, o cesaron tan pronto dejaron de estar bajo el poder de las izquierdas.

El salvamento, por tanto, se hizo contra las depredaciones y destrucciones realizadas por las mismas izquierdas. De una manera turbia y desvirtuada, como siempre, Tusell lo admite, al tiempo que le traiciona el subconsciente: «Tan rápida y devastadora como fue la destrucción lo fue la reacción», es decir, la reacción salvadora de los regeneracionistas republicanos. Pues en efecto, la reacción fue igual de devastadora. La exposición atiende solamente a los tesoros devueltos a España, que lo fueron ante todo porque el modo desastroso como terminó la guerra en Cataluña hizo imposible ocultarlos. Otras muchas colecciones de monedas de oro del museo de Arqueología, documentos antiguos, alhajas de familias humildes depositadas en los montes de piedad, pinturas, esculturas, objetos artísticos religiosos, libros antiguos de gran valor, etc., pasaron bajo control de dirigentes izquierdistas una vez perdida la guerra, para perderse en ventas fraudulentas en el extranjero. El ilustrador episodio del yate Vita, por cuyos cuantiosos bienes pelearon Negrín y Prieto en Méjico, es conocido, pero otros tesoros desaparecieron para siempre sin posibilidad de recuperación.

Con toda razón escribió Madariaga: «el tan cacareado salvamento de los cuadros del Prado, lejos de ser tal salvamento, fue uno de los mayores crímenes que contra la cultura española se hayan cometido jamás». Las personas que se ocuparon de salvar los cuadros eran un grupo profesional poco o nada politizado, desinteresado y ansioso de evitar la ruina del patrimonio español, cosa que hizo bastante bien. Eso debe ser destacado. Pero, repito, toda la historia se queda en muy poco sin explicar cómo esas personas, aunque de buena fe, fueron utilizadas en una política que, de acuerdo con Madariaga, sólo cabe calificar de criminal.
 

COMPLICADAS VACACIONES
Por Fernando de la Sota

Dice el refrán que después de la tormenta viene a calma. Y ya en período de vacaciones, normalmente así tendría que ser. Pero las cosas no parece que vayan por ese camnino.

El culebrón de las frustradas investiduras de Simancas a la Presidencia de la Asamblea de Madrid y el violento enfrentamiento de populares, socialistas y comunistas, con acusaciones, descalificaciones y querellas mutuas, han propiciado un esperpéntico escenario donde todo es posible.

La estrategia del partido socialista consistente en echar la culpa de todo lo que ocurre a los populares, es contraatacado por el Partido Popular con la descalificación de Zapatero y Simancas para optar a las candidaturas de la Presidencia del Gobierno y de la Comunidad de Madrid respectivamente, y así se manifiesta tanto Esperanza Aguirre como el propio Aznar en su debate del Estado de la Nación donde zarandeó a Zapatero sin misericordia.

Merece la pena hacer un comentario sobre ese debate.

1. Nosotros siempre hemos pensado que se interpretan mal esas confrontaciones, pues se da una importancia excesiva a las habilidades oratorias de los contendientes. La oratoria en un político puede ser un adorno y una virtud, pero que poco o nada tiene que ver con su capacidad de gestión o su visión del Estado. Se puede ser un gran charlatán o un gran sofista y estar presentando mensajes falsos o equívocos.

Por este motivo consideramos que las dotes dialécticas de Zapatero, y su combativo discurso de crítica, estuvo bien declamado, pero falto de argumentos y de ideas. No basta con denunciar los errores reales o ficticios del contrario, sino que espreciso aportar soluciones; además quedó al descubierto su debilidad para presentar un partido cohesionado y con ello una alternativa fiable.

Por el contrario, Aznar se impuso, pues supo presentar, con datos y cifras, que Zapatero no supo o no pudo rebatir, un balance satisfactorio de estos años de gestión..

Mas terminados estos enfrentamientos y estos debates, cuando todo debiera apuntar a un período de cierto sosiego, se mantienen en el ruedo de la política nacional unos auténticos mihuras esperando una difícil lidia.

2. El desafío del Gobierno vasco y la negativa de Atucha a cumplir la orden del Tribunal Supremo, exige una contundente respuesta del Alto Tribunal. Buscar soluciones tibias o poner tafetanes a la herida infectada, es tanto como levantar la veda de desobediencias, a todos los niveles, que, por agravio comparativo, no podrían sancionarse. Sólo la respuesta contundente, bien amparada por las Leyes en vigor, y la propia Constitución, dejaría las cosas en su sitio, tranquilizaría a los ciudadanos y reafirmaría la primacía de las instituciones nacionales sobre las autonómicas, de inferior rango.

A los que dudan o temen unas reacciones de la sociedad civil vasca ante una decisión ejemplar, sería preciso recordarles que cuando se metió en la cárcel a la mesa nacional de Herri Batasuna no pasó absolutamente nada.

3. Por otro lado está la anunciada y esperada sucesión de Aznar, que puede significar un auténtico terremoto dentro del Partido, y la preparación y sobre todo la aceptación y adhesión, no sólo del Partido, sino también del electorado de su sucesor, será otro de los grandes asuntos que se gestionarán este verano aunque no se presenten ya hasta septiembre.

4. Y a nivel local, la decisión de convocar nuevas elecciones en Madrid, la comisión de investigación que puede salpicar y volverse como un boumerang contra los propios socialistas, el anuncio de Tamayo y Sainz de presentarse con otro nuevo partido, Nuevo Socialismo, con la presencia de alguno de los actuales miembros de la lista autonómica, y la desesperación de Izquierda Unida que ve como sus ilusiones de controlar una buena parte de la tarta de la Autonomía madrileña se les ha evaporado y que, incluso, en el caso hipotético de un triunfo de los socialistas en una segunda vuelta, sus posibilidades se verían muy mermadas, hace que este verano la clase política tenga un difícil y complicado veraneo. Todo sea por mantener el poder o por alcanzarlo.

5. Por último destacar que las cosas en la socialista sede de la calle de Ferraz deben estar muy calientes y ya hay voces que claman por la sustitución tanto de Zapatero como de Simancas, como candidatos, aunque reconocen que no hay tiempo material para fabricar otros. En cualquier caso conviene leer con atención el discurso de Bono en su toma de posesión que merecerá otro comentario, y estar atentos a la alargada sombra de Felipe González planeando sobre esta crisis.
 

COMENTARIOS
Por Españoleto

EL PSOE SE EMPANTANA

Cuanto más se trata de la crisis política en la Comunidad de Madrid, más se desvela la crisis interna en la FSM y el entramado de intereses inmobiliarios. Con el techo de cristal de la PSV, los socialistas se han puesto a lanzar piedras a lo loco. El resultado es el segundo partido político nacional empantanado e incapaz de encontrar su postura. Ahora nos anuncia su arma tremenda: Hacer carne en cuanto un soldado español sea baja en Iraq. Ya han abandonado la oposición directa a esa guerra, visto lo visto, pero están dispuestos a aprovechar cualquier truculencia o fotografía para procurar «sus objetivos nacionales».
 

AL BORDE DE LA DEFLACIÓN

La inflación baja en España, aunque sigue siendo más alta que la media europea. El mayor crecimiento económico permite aún la subida de precios. Pero en toda la Europa del Norte se nota la proximidad de la deflación incipiente alemana, que está siguiendo los pasos de Japón. ¿Qué va a pasar en sociedades estacionarias, donde la gente tiene ya todo lo que necesita y la oferta es cada vez más barata? ¿Qué va a pasar en España cuando las familias tengan ya dos viviendas? Un buen tema para especular los economistas.
 

LOS CORSOS ESCARMIENTAN EN CABEZA AJENA

Córcega rechaza la propuesta de autonomía, aunque limitada, en referéndum. Como ya ocurrió en Portugal, escarmientan en cabeza ajena, la de esos locos españoles. Locos españoles en alguna parte de España y en algunos de los partidos políticos, que no escarmienta. Deberíamos escarmentar de rebote, visto lo que ocurre en otras partes, pero con cabezas como la de Arzallus y Maragall se precisa impactos más potentes que lo de Bosnia, Kosovo y demás.
 

LA CONFIANZA DE LA GENTE CON LO FIABLE

Ibarra y Bono repiten con éxito, por enésima vez, en sus Comunidades. Puede achacarse a cortedad mental de alguno de sus votantes, si se piensa que ambos son nocivos para el progreso de sus gobernados. Pero es indudable que se ganan su puesto con la virtud esencial de cualquier político: No defraudar ni confundir. Algo que se atribuyó siempre a Franco y que poseen (¡quizás les siente mal la comparación!) en grado sumo ambos políticos. Son leales a los suyos y hablan claro. Uno sabe a qué atenerse con ellos. ¿Por qué no organizan un Master sobre el tema, con ellos de profesores, para que aprenda Gallardón?
 

APARECE FINI

Berlusconi cede a Fini la presidencia de un Comité de vigilancia de la gestión gubernamental, tras su escandalera con los alemanes. ¡Nunca lo hubiera hecho! El País cede una página a un escritor italiano que recuerda que Fini miró una vez con simpatía a la República de Saló. Fini, que sabe que no es posible reconciliar a los que siente odio eterno, renuncia, para no agravar la situación. Pero resulta que ha habido bastantes que han visto con simpatía su serenidad. Y se le califica como el gobernante italiano con más prestigio en la UE. Algo se mueve en Italia, aunque sea lentamente.
 

MARAGALL, EL COHERENTE

Entrevistado por Luis del Olmo, Maragall responde a la pregunta de «¿qué justificación tiene resucitar hoy el Reino de Aragón?», con una respuesta que él cree coherente: «Conviene agruparse, de cara a la UE, y debemos aprovechar nuestro idioma común».

No se refiere claro, al Reino de Aragón, sino a una parte de los Reinos y territorios de lo que era la Corona de Aragón. Y supone, ahistóricamente, que todas esas lenguas son variantes de un único tronco, el catalán. Y desdeña el único idioma común, el español. Y supone que el sur de Francia está al alcance de su mano. Y...
 

UN NUEVO ATENTADO DE LA YIHAD

Un nuevo suicida causa dos muertos israelíes. Su organización anuncia que lo hizo para forzar a la liberación de todos los palestinos. Pero que «no por eso deja de aceptar la tregua».

Debe hacer falta ser musulmán para entender eso.
 

LOS IRRESPONSABLES FRANCESES

Los del Tour pactan, aunque luego se desdicen, con Batasuna. Hacen lo que sea para tener tranquilidad. Adoptan la tesis francesa de que esos terroristas tan románticos, que sólo matan en España, no se van a volver nunca contra Francia. Y que mientras sea España la que les padece, mejor para Francia, que puede jugar con ventaja en todas sus relaciones con nosotros.
 

UN POCO DE HISTERIA

El caso de la muerte de las dos siamesas iraníes, producida durante la operación de intento de separarlas, ha originado diversos comentarios negativos acerca del intento. Se ha hablado de excesivo protagonismo médico y criticable moral. Parece evidente que el intento era difícil, y que las dos siamesas conocían el riesgo al que se exponían. ¿Cómo criticarlas desde fuera? Y es evidente que sólo se progresa y se consigue triunfar si se arriesga.
 

LA PROGRESISTA SE OPONE

Trinidad Jiménez se opone a las nuevas obras de los túneles de tren bajo Madrid. No se opone frontalmente, por supuesto, sino que aduce defectos del proyecto. Pero el resultado es que la «progresista» pretende que en Madrid no se cambie. Es paradigmático de su «tendencia». Constituye una continuación de aquella posición de Mangada, hace veinte años, diciendo que el número de automóviles había llegado a su límite y no había que modificar la infraestructura.


 
    Opciones
· Versión Imprimible
· Enviar a un Amigo
    Otros enlaces
· Más Acerca de El Risco de la Nava


Noticia más leída sobre El Risco de la Nava:
El Risco de la Nava - Nº 124


Hermandad del Valle de los Caídos (hermandaddelvalle.org)
Colaboraciones, comentarios, sugerencias: