Bienvenido a la Hermandad del Valle
    Búsqueda

    Menú
· Inicio
· Presentación
· Recomendar
    Publicaciones
· Altar Mayor
· El Risco de la Nava
· El Brocal
    Envíos

Si deseas recibir nuestras publicaciones por correo electrónico, además de otras noticias de la Hermandad, indícanos tu dirección de correo-e:

Suscribirte
Cancelar suscripción

Dirección:

El Risco de la Nava
El Risco de la Nava - Nº 186
Miércoles, 01 octubre a las 10:37:41

El Risco de la Nava

GACETA SEMANAL DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS
Nº 186 – 30 de septiembre de 2003

SUMARIO

  1. Sin miedo a la muerte, por Miguel Ángel Loma
  2. El cinturón antidéficit, por José Manuel Cansino
  3. Apropiaciones, por Aquilino Duque
  4. La historia de los Estados Unidos, por El Abu
  5. Comentarios, por Españoleto
  6. Las ventajas de ser diputado, por Antonio Castro Villacañas


SIN MIEDO A LA MUERTE
Por Miguel Ángel Loma

Ni la guerra ni la paz, ni el viento ni la lluvia, ni el frío ni el calor. Ni los muros que separan a los hombres ni la distancia ni las fronteras, ni los idiomas ni las costumbres. Ni los atentados ni la enfermedad, ni el plomo de las balas, ni el de la crítica que le disparan desde poderosas atalayas. Ni las falsas luminarias científicas de un errático progreso que está convirtiendo al ser humano en una sofisticada rata de laboratorio. Ni el abrazo de los políticos que le sonríen en su cara y le ignoran a sus espaldas. Ni las olas que levantan los medios de comunicación ante los escándalos y traiciones de algunos de sus hermanos. Ni la inquina de las supuestas vanguardias intelectuales que reeditan los viejos errores del pasado creyendo que descubren nuevos Mediterráneos. Ni el silencio ni el ruido que provocan las contestaciones a sus palabras, ni el canto de sirena de los poderosos que quisieran ganárselo para su causa. Ni el hedonismo ni la carne, ni el dinero ni el poder. Ni los arrecifes de la incomprensión, ni las intrigas palaciegas, ni el humo de satanás. Ni siquiera la prudente palabra de los médicos y el dolor de sus hijos al ver su padecimiento en cada gesto... Nada, nadie. Nada ni nadie han logrado doblegar a ese anciano que se mantiene al timón de una barca que hace un cuarto de siglo le confiaron dirigir. Asumió el compromiso de conducirla hasta el final, hasta el último hálito de su vida, y es fiel a su palabra, por mucho que le pese al corifeo de quienes revestidos de una falsa piedad quisieran verlo abdicando de su puesto. Pero él, doliente y tembloroso por el peso de los años y la enfermedad, se mantiene erguido al frente de la nave. A veces busca compañía entre los más jóvenes, porque sabe que ellos aún tienen un corazón generoso y no se escandalizan ante la cruz. Les ha ido convocando por todos los rincones de la tierra y siempre respondieron a su llamada. Acuden para algo más que ver a un anciano que se muere poco a poco tras cada encuentro, y este trasiego de juventud que viaja de una punta a otra del planeta para estar unas horas con un viejo de apariencia derrotada, resulta incomprensible para el mundo. Su imagen de enfermo, tembloroso y babeante, contrasta con la fortaleza de su fe y la vitalidad de su mensaje dos veces milenario pero siempre nuevo. Su firme actitud de mantenerse al mando de la nave resulta una provocación insoportable, una bofetada a los valores de esta sociedad, que relega a los ancianos y enfermos como él, al último rincón. Hay veces, que en uno de esos actos agotadores que parecen interminables, se adormece... Quizás piense en su infancia, en sus padres y amigos que ya marcharon, en algún recuerdo de su amada patria donde nació; en tantos compañeros de viaje que entregaron como él la vida al servicio del Amor. Siente muy cerca la muerte y sabe que ya le queda muy poco tiempo... Sabe que está finalizando su misión y que está emprendiendo el último viaje. Sabe que sólo la muerte podrá apartarlo de un timón que cada vez se parece más a una cruz. Pero él no le teme a la muerte, como tampoco le temió a la vida. Porque también sabe, con la certeza inexplicable que da la fe, que la muerte no es el último puerto, y que en la orilla le espera la mano que le tiende una Mujer sonriente, a la que consagró su servicio y su navío. Y esa mano le conducirá junto a su Hijo a un lugar donde ya no hay dolor ni cansancio ni fatiga...
 

EL CINTURÓN ANTIDÉFICIT
Por José Manuel Cansino. Profesor de Hacienda Pública. Universidad de Sevilla.

Hasta hace apenas dos décadas, la bondad del equilibrio presupuestario era tan opinable como la independencia de los bancos centrales. El denominado Consenso de Washington entre el FMI, el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro de EE.UU. determinó en la década de los ochenta que uno de los tres ejes de cualquier política económica sería la estabilidad presupuestaria, ya fuese Etiopía o Japón el país de aplicación. En Europa, la adopción del euro también supuso aceptar esta máxima por los países miembros de la Unión Económica y Monetaria. La expresión de este mandato quedó recogida en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento firmado en 1997, naturalmente también por España.

Dado que el objetivo del déficit cero ya no se formula para un año presupuestario concreto sino como fotografía permanente de las cuentas públicas, los países que se benefician de los préstamos del FMI o comparten el euro como divisa de curso legal, formulan su política económica contemplando permanentemente este escenario.

En el caso español se ha optado por la peculiariedad de dotarse de un «cinturón legal» contra el déficit público. Ese cinturón legal constituido por la Ley 18/2001 de General de Estabilidad Presupuestaria, la Ley O. 5/2001 y el Proyecto de Ley General Presupuestaria, puede ser eficaz para tal objetivo pero no deja de suponer una limitación de la discrecionalidad de los poderes Ejecutivo y Legislativo. En cierto sentido es como si el miedo a la laxitud presupuestaria se combatiera con «leyes fuertes» (la Ley 5/2001 es una Ley Orgánica) que impiden caer en la tentación del déficit.

Para completar la triada legal antidéficit, el Gobierno está elaborando el Proyecto de Ley General Presupuestaria que sustituya al actual Texto Refundido de 1988 (que a su vez tiene el origen en la Ley Presupuestaria de 1977).

La nueva Ley Presupuestaria, con entrada en vigor prevista para el 1 de Enero de 2005, parece que incorporará algunas novedades interesantes y reforzará mejoras en la gestión pública aún incipientes. En concreto obligará a que la programación y gestión presupuestaria se rija por cuatro principios: estabilidad presupuestaria, plurianualidad, transparencia y eficiencia en la asignación y utilización de los recursos.

La estabilidad presupuestaria, en coherencia con la Ley de Estabilidad, se define para periodos de tres años. La plurianualidad es una importante novedad que rompe con el principio clásico de anualidad y supone reconocer algo evidente, esto es, que el sector público toma decisiones de gasto (piensen en un embalse o en un trazado ferroviario) que tardan en ejecutarse más de un año. El principio de transparencia cuenta con larga tradición presupuestaria. Finalmente, el cuarto principio -la eficiencia en la asignación y utilización de los recursos públicos- es el que se ve muy reforzado pese a no representar estrictamente una novedad. La novedad es, precisamente, la relevancia que adquiere.

En aplicación de este último principio, la nueva Ley General Presupuestaria probablemente condicionará las asignaciones presupuestarias con las que cuentan los gestores públicos al nivel de cumplimiento de los objetivos anuales que previamente se establecen. No obstante, parece que no se va a especificar legalmente la manera en la que el nivel de realización de los objetivos públicos (el grado de eficacia) afectará a las asignaciones presupuestarias. Esto implica que el ajuste final queda en manos del Consejo de Ministros, el cual estará condicionado por la persuasión que sea capaz de ejercer el ministerio afectado.

En definitiva, el «cinturón legal antidéficit» puede impulsar la administración pública hacia la gestión por objetivos y el control por resultados.
 

APROPIACIONES
Por Aquilino Duque

La mayor diferencia entre el régimen actual y el régimen anterior es que para éste España era lo primero. Ese fue el lema de Alianza Popular, que fue el primer intento de conciliar dos épocas distintas. El intento resultó fallido y, si no hubo ruptura inmediata, sí que hubo, contra la baladronada del general Gutiérrez Mellado, una entrega sin condiciones al enemigo de los frutos de la victoria. El fruto principal de esa victoria fue el de la unidad de España, de la que el nuevo régimen se apresuró a hacer almoneda. Los turiferarios del régimen actual justifican el rechazo que la idea de España y lo español tiene en el régimen actual por el hecho de que esa idea «se la apropiara el franquismo». Da la casualidad de que la idea de España nunca fue muy grata ni a los separatistas ni a los «sin patria» de la lucha de clases, que fue los que perdieron la guerra. También a Alianza Popular se la acusó de que «se apropiara» de la bandera nacional, una bandera que los demás partidos democráticos sólo la querían para quemarla o ultrajarla. Eso sigue pasando, material o moralmente, en algunas de nuestras provincias, y se comprenderá que me inspire poco respeto el régimen que lo consiente.

Franco, nos gustara o no, era el Caudillo de todos los españoles, y como tal veraneaba en San Sebastián o iba a Barcelona cada vez que quería darse un baño de multitudes.
 

¿LA HISTORIA DE LOS ESTADOS UNIDOS?
Por EL ABU

Existe en la actualidad, como consecuencia de la antipatía de casi todos los «medios» (prensa, radio, televisión...), de gran parte de los partidos políticos, especialmente los de izquierda, sindicatos, etc, el hábito de quitarles a los «usacos» el pan y la sal. Según estos «medios», desde el presidente Rooselvelt, quizá con la excepción de Kennedy, todos los presidentes yanquis han sido unos analfabetos, torpes, tontos, reaccionarios, patanes e inútiles. Ahí están Nixon, Ford, Jonson, Carter, Reagan, Clinton o los Bus. Y la guinda a todo esto, «los Estados Unidos no tienen Historia».

La Historia de EE.UU. podría contarse desde su independencia allá por 1770, pero lógicamente habría que tener en cuenta los años de lucha por esa independencia, es decir, que retrocedemos unos veinte años más, desde 1750. No olvidemos que la Declaración de los Derechos del Hombre, de origen revolucionario francés, tiene sus antecedentes en la Constitución de EE.UU. Si contamos su Historia desde la lucha por la independencia, son dos siglos y medio, que se quiera o no, son muchos años. En ese tiempo, entre otras cosas, EE.UU. nos quitó Cuba, Filipinas etc., y a México la mitad de su territorio, se construyó el canal de Suez, participó en dos guerras mundiales, además de la de Corea, Vietnam, Afganistán, Irak... Y se hizo el amo del mundo. Pues menos mal que «no tienen Historia», si la llegan a tener, todos yanquis bebiendo coca-cola...

Pero así como la Historia de España no se puede empezar a contar desde los Reyes Católicos y habrá que tener en cuenta la Edad Media, los árabes, los visigodos, los romanos y hasta los celtas e iberos, tampoco podemos robarle a los «usacos» su parte de Historia anterior a la independencia. Hay que contar con aquella época en que la mitad de lo que es hoy EE.UU. era del reino de España (desde el Mississipí hasta el Pacífico), Florida etc... y, por supuesto, la colonización y descubrimientos en territorio yanqui de los Solís, Coronado, Junípero Serra, Avilés, Gazola y tantos otros que recorrieron y colonizaron aquellas tierras. Y, por supuesto, habría que contar con los «indios». Al igual que la España Romana forma parte de nuestra Historia, la América del Norte Hispana forma parte de la Historia de los EE.UU. Un siglo después llegaron los hijos de la Gran Bretaña y colonizaron otros territorios, incluso Francia hizo también algo en los EE.UU. ¿Por qué le vamos a quitar todo esto? Sería como echar piedras sobre nuestro propio tejado.

Alemania, que no existía como país sino como conglomerado de estados independientes, se unió definitivamente en 1870, un siglo después de la independencia de EE.UU., e Italia muy poco antes. ¿Tendríamos que decir que estos dos países carecen de Historia? Parte de Italia, durante siglos, perteneció al reino de España. ¿No forma parte ese tiempo de la Historia de Italia?

Los irakíes podrían reírse de nuestra «corta» Historia ya que la de ellos, que tiene su origen en Mesopotamia, empezó muchos siglos antes de Cristo. Incluso dicen que por allí estuvo el Paraíso Terrenal...
 

COMENTARIOS
Por Españoleto

LA POLARIZACIÓN MIGRATORIA

Cataluña se queja de que los inmigrantes marroquíes y pakistaníes, extraños a su cultura, se afincan allí preferentemente a Madrid. Y que los hispanoamericanos, de cultura afín, lo hacen al revés. Les preocupa la dilución cultural. Y se percatan de que la razón radica en su imposición del lenguaje. Y de que ello les lleva a la degradación social y al aldeanismo, apartándoles del sector servicios, más avanzado.

Pero insisten.
 

PERLAS DE La Razón

El periódico inspirado por Ansón nos trae a primera plana unas declaraciones de la compañera de asesino King, en las que advierte que éste «fallaba en la cama». Y en sus actuaciones «extraconyugales», pues ya ha declarado que asesinó a sus dos víctimas porque fue incapaz de violarlas. Don Luis María, el oráculo, se introduce con su reconocida clarividencia en los entresijos de la Historia. Y destaca las noticias de interés a donde deben estar: la primera plana del Diario.
 

IBARRECHE DESATA UN NUEVO GUIRIGAY

El lendakari expone su programa para llegar a la independencia, que todos los comentaristas consideran disparatado e irreal... pero hablan de ello. Con lo cual le llenan de felicidad, que se trasluce en las fotos que le hacen. Cuando falle, si es que intenta pasar de las ideas a los hechos (que está por ver) alegará la mala fe de sus adversarios. Lo de siempre.

Parece mentira, una vez más, cuánto dan que hablar los orates seguidores de D. Sabino, el orate supremo.
 

¿POR QUÉ NO ESTÁN ATUCHA Y OTEGUI EN LA CÁRCEL?

¿Sabe alguien la respuesta a esa pregunta, que nos hacemos la mayoría de los españoles? ¿Para qué sirve el Tribunal Supremo, si sus decisiones no son implantadas inmediatamente por el Poder Ejecutivo? ¿Dónde radica el resquicio legal que nos permita no avergonzarnos de nuestras Autoridades? ¿Tendremos que encontrar la excusa en la cobardía? Son demasiadas preguntas sin respuesta. Demasiadas para no sentirnos desazonados.
 

ALEVOSÍA

La alevosía del último ataque a la Erzaina sólo es pareja a la cobardía de quien es incapaz de conseguir su propósito de matar, en condiciones tan favorables. Que esos asesinos reciban elogios de una parte de la sociedad vasca demuestra el profundo grado de enfangamiento de ésta. Parece mentira que las autoridades del PNV no se alarmen por ese enfangamiento, que no puede sino empeorar, dada su actuación.
 

¿VAN A ENTRAR EN LA CÁRCEL LOS ALBERTOS?

Secuencia, en cierto modo, de la anterior. ¿Cómo es posible que unos estafadores convictos, una vez rechazadas todas sus apelaciones, no estén en la cárcel? Y si está pendiente la apelación al Constitucional, ¿cómo es posible que éste no esté subordinado al Supremo, que ya ha dictaminado, incluso contra la conveniencia de indulto?

¿Cómo no tiene en cuenta el Gobierno la conveniencia de ejemplaridad en la administración de la Justicia, y actúa en consecuencia?
 

ROJO HUMILLÓ REITERADAMENTE A FRANCO

Con esta frase promociona su nuevo libro sobre la biografía del general Vicente Rojo el Coronel Blanco, autor de un libro anterior sobre La incompetencia militar de Franco. El escaso éxito de este libro no le ha coartado a la hora de escribir este otro, donde parece insistir en sus ideas. Según él, las brillantes concepciones estratégicas de Rojo humillaron continuamente a Franco, que no supo hacer otra cosa que reaccionar. El hecho de que las reacciones desencadenaran sucesivos descalabros para el Ejército popular no le cohíbe en desdeñar al triunfador y exaltar al derrotado. Curiosa forma de ensalzar a alguien: denigrar a quien le superó siempre. De otra forma reaccionaba Franco, que ponía a sus adversarios como la mejor infantería del mundo, segunda sólo a la suya.
 

LA AUTOFLAGELACIÓN NACIONAL

A la satisfacción por la solución del caso de las dos asesinadas de la Costa del Sol ha sucedido un nuevo caso de autoflagelación. El orgullo por la metodología seguida por la Guardia Civil ha sido oscurecido por la crisis de la aparente descoordinación con la Policía, la desatención a la advertencia de la policía inglesa y la lamentación por el juicio anterior a una inocente. Queda en el olvido el elogio merecido por el método de análisis de las pruebas, la recogida y apreciación de éstas y el hecho de que el juicio injusto hubiera sido ya descalificado previamente por el Tribunal Supremo. Seguimos sin la alegría de analizarnos serenamente como Sociedad. Nos pesa el negativismo que consideramos prueba de progreso.
 

UN DATO SORPRENDENTE

El Ejército israelí esta preocupado porque su control de las importaciones de los palestinos no ha impedido que el coste de un cartucho para el ubicuo AK–47 haya bajado de 5 a 3 $. El dato resulta asombroso, dada la alegría con que los palestinos parecen disparar al aire con cualquier motivo. Dada la miseria económica actual de Palestina, parece obvio que está entrando dinero de fuera para pagar esas locuras. Lo que demuestra que hay ricos árabes interesados en que sigan las locuras. Y alucinados palestinos que se dejan embaucar en ello.
 

LAS VENTAJAS DE SER DIPUTADO
Por Antonio Castro Villacañas

Los partidos que ejercen el poder, y lo disfrutan otorgándose toda clase de ventajas y privilegios, andan estos días revisando el «pacto de Toledo» que años atrás establecieron para afianzar el sistema de la Seguridad Social y así poder garantizar el pago de las pensiones debidas a los trabajadores que a ese sistema cotizaron mientras estaban trabajando.

Esos mismos partidos también han comenzado estos días sus idas y venidas y sus dimes y diretes en torno a lo que esencialmente les preocupa: el obtener en las próximas elecciones -las comunitarias de Madrid, Cataluña y Andalucía, y las generales de España- el mayor número de votos, que inmediatamente se convierten en número de diputados y por tanto en una mayor o menor dosis de poder.

Enlazando los dos párrafos anteriores, conviene recordar que la Asamblea de Madrid acordó en la significativa fecha del 18 de julio del 2001 que sus diputados pudieran cobrar la máxima pensión de la Seguridad Social siempre que hubieran trabajado en ella como tales durante dos legislaturas (ocho años) o incluso menos si alguna de esas legislaturas hubiera sido legalmente disuelta antes de cumplir el periodo establecido.

La máxima pensión que hoy puede cobrarse en España se cifra en unos 1.950 euros mensuales. La perciben unos 70.000 de los más de 4 millones de jubilados que tenemos en España. Los trabajadores normales -no los diputados de la Asamblea madrileña y sus semejantes- necesitan haber cotizado un mínimo de 35 años a la Seguridad Social (los últimos 15, por lo menos, habiendo pagado a ésta la máxima cuota) para lograr esos 1.950 euros. 59 de los 111 diputados elegidos en la última Asamblea madrileña pisaban por primera vez el Parlamento regional. Eso quiere decir que muy probablemente los 59 que no fueron reelegidos pasaron a cobrar la pensión máxima, por haber cubierto ya el periodo de ocho años privilegiadamente establecido para ellos. Los 52 diputados no sustituidos tienen ya acreditado su derecho a percibirla, pues a los cuatro años de su periodo anterior se suman los cuatro meses de estas vacaciones de oro, junio a septiembre, válidos a este efecto. Los 59 novatos ganarán su derecho a la jubilación máxima si salen reelegidos en esta nueva convocatoria y toman posesión de sus escaños, cualquiera que sea el tiempo en que ejerzan su función.

Los próximos comicios nos costarán a los madrileños algo más de 9 millones de euros, gastos de jubilación aparte. Con estas perspectivas, queridos lectores, podéis votar a quien os dé la gana. Vosotros no ganaréis nada, pero ayudaréis a que sean felices 111 paniaguados. Algo por el estilo podría decirse de las demás elecciones y diputados, o de los concejales de aquí o allá. A lo mejor cualquier día podemos comentar sus sueldos y demás ventajas. A lo mejor algún día comentamos lo que ganan sus «asesores», adjuntos o ayudantes. Es posible que algún día sepamos lo que nos cuesta a los españoles todo el tinglado de esta sucia farsa.


 
    Opciones
· Versión Imprimible
· Enviar a un Amigo
    Otros enlaces
· Más Acerca de El Risco de la Nava


Noticia más leída sobre El Risco de la Nava:
El Risco de la Nava - Nº 124


Hermandad del Valle de los Caídos (hermandaddelvalle.org)
Colaboraciones, comentarios, sugerencias: