Bienvenido a la Hermandad del Valle
    Búsqueda

    Menú
· Inicio
· Presentación
· Recomendar
    Publicaciones
· Altar Mayor
· El Risco de la Nava
· El Brocal
    Envíos

Si deseas recibir nuestras publicaciones por correo electrónico, además de otras noticias de la Hermandad, indícanos tu dirección de correo-e:

Suscribirte
Cancelar suscripción

Dirección:

El Risco de la Nava
El Risco de la Nava - Nº 190
Viernes, 31 octubre a las 18:16:28

El Risco de la Nava

GACETA SEMANAL DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS
Nº 190 – 28 de octubre de 2003

SUMARIO

  1. Lo de Maragall, por Ángel Palomino
  2. Europa de los Estados, por Antonio de Oarso
  3. Al-Kanziyya: Deudas históricas. Victimismo o dignidad, por Aquilino Duque
  4. Peras con manzanas, por Miguel Ángel Loma
  5. Comentarios, por Españoleto
  6. Soldado iraquí abraza la vida monástica, de Zenit.org
  7. Galería de pendejos: Antonio Gala, por Alvarfrías


LO DE MARAGALL
Por Ángel Palomino

Me contaba José Manuel Lara Hernández que alguien de Madrid –alguien importante- le había pedido su opinión respecto a Maragall, con vistas a una posible ascensión a los cielos de la presidencia de la Generalidad de Cataluña.

La respuesta del editor fue breve:

-Imposible: con ese hombre no se puede contar para nada a partir de las doce de la mañana.

-¿Del mediodía? –le pregunté.

-Del mediodía, claro.

Claro, sí. Lara decía que un negocio que te obliga a llegar al despacho antes de las once no es negocio. Las doce, mañana pura.

No sé a qué horas habrá pronunciado sus últimas frases históricas el señor Maragall, pero debió ser siempre bien avanzada la tarde. Muchas horas para demostrar que es mejor no contar con él porque no para de tener ocurrencias como la del Reino de Aragón desde la Cataluña gabacha transpirenaica, el Rosellón, y las Cataluñas Catalana, Valenciana y Balear hasta el norte de Cartagena, país vecino emisor y tránsito secular de charnegos. Conviene recordar que Rosellón estaba dentro de la Marca Hispánica. Ruego a cualquiera que tenga ocasión de hablar con el señor Maragall antes de las 12,01 p.m. se lo diga: «Hispánica», o sea de nosotros, también: de todos.

Otro día dijo que el Ebro es suyo y que a Murcia, ni gota, que se compren un río. Que la mayor parte de los socialistas catalanes se lo expliquen a sus padres, honrados charnegos que ayudaron modestamente al crecimiento del PIB español emigrando a Cataluña.

La última genialidad de Maragall es histórica pura: «Antes se hacía una sola historia que era la de Franco».

Nada sabíamos de los Reyes Católicos ni de Viriato ni de la guerra de Cuba ni de Alfonso X el Sabio, ni de por qué es tan rara la catedral de Córdoba, con tanta columna y tanto arco de herradura, ni quién fue Cristóbal Colón ni siquiera quién fue Roger de Flor o el peludo Wifredo, hasta que Franco hizo la historia de España que seguramente se la inventó: lo del Descubrimiento de América, el Sitio de Zaragoza, Madrid capital de España y todo eso… Cosas de Franco.

Luego, en un giro que el editor Lara (q.e.p.d.) comprendería muy bien, sacude un palo a las comunidades autonómicas. «Ahora se hacen diecisiete historias. Debería haber una sola historia que ponga todo en común». Sí señor, una sola, pero no la de Franco ni la de Sánchez Albornoz, la de Palacio Attard o la del Padre Mariana. Sólo una: la de Maragall.

Que se lo propongan. Nunca antes de las 12,01 p.m.
 

EUROPA DE LOS ESTADOS
Por Antonio de Oarso

Todavía no hace muchos años estaba bastante extendida la previsión de que España, a medida que la construcción europea avanzase, acabaría desapareciendo como Estado en un futuro más o menos lejano. Se basaban quienes así pensaban en que las transferencias infraestatales a las comunidades autónomas, unidas a las supraestatales a la Unión Europea, acabarían socavando la entidad estatal hasta su disolución.

La realidad ha venido a demostrar todo lo contrario. Aunque sólo fuese por motivos organizativos, la Unión Europea necesita ineludiblemente de los Estados. Piénsese en los Estados Unidos de América, que es un Estado federal. Nadie se imagina que las entidades estatales que lo componen vayan a disolverse nunca. Lo impiden sus exigencias organizativas, aún más que las históricas. Los Estados permanecen y su éxito está a la vista.

Pero es que en Europa, a las razones operativas, se añaden realidades históricas, lingüísticas, religiosas, raciales, que hacen de cada Estado-nación una unidad indisoluble. Por tanto, no es realista pensar en Europa ni siquiera como un Estado federal.

Europa está condenada a ser lo que ya es: una confederación de Estados soberanos con un mercado común. La confederación será más o menos sólida, más o menos fuerte, según las circunstanias históricas, pero su gobernación emanará de la voluntad común de los miembros soberanos, aunque eventualmente puedan ceder alguna parte de su soberanía.

Quienes soñaban con la desaparición de España (determinados izquierdistas y determinados secesionistas), fantaseaban con una «Europa de los pueblos» o una «Europa de las regiones». Es decir, sustituían la entidades políticas estatales por entidades políticas regionales. Pero en Europa existen 250 regiones o más. Y si ya la Europa de los 15 resulta de complicada andadura ¿cuál no sería la Europa de los 250? Claro está que a los partidarios de la disolución de los Estados históricos (sobre todo del Estado llamado España) no les costaba nada imaginarse un Estado unitario europeo con gobierno en Bruselas. Todo, con tal de que los odiados Estados-nación desapareciesen. Pero si es poco realista pensar en un Estado federal europeo ¿qué decir de uno unitario? Fantasías y más fantasías. El curso de los acontecimientos sigue una lógica implacable y los fantasiosos que aún quedan deberían reconocer las realidades y abandonar ilusiones destructivas.

Claro está que si la unidad europea se va construyendo en base a las naciones históricas, la fortaleza de éstas es necesaria para el conjunto. España es una de las importantes columnas del edificio europeo, por lo que su debilitamiento afectaría al resto de la estructura.

Por este motivo, el llamado Plan Ibarreche no encuentra ni puede encontrar oídos complacientes en Europa, muy al contrario. No sólo España se opone a la secesión, sino también Europa.

Todo esto es de suponer que lo conocen los secesionistas. Los motivos de que, aún así, persistan en su actitud, pueden ser varios. Uno, que se ha acabado el tiempo y ha llegado el momento de realizar el último intento para conseguir la independencia, el sueño que siempre han acariciado tanto los llamados moderados como los llamados radicales. Otro, que obrando así los llamados moderados se cubren las espaldas y no serán atacados nunca por los radicales. Otro, el reagrupamiento de todo el nacionalismo para conservar el control de las instituciones administrativas, financieras, educativas, culturales, etc. perpetuamente. Y por último, la posibilidad, si sus planes no son aceptados por España ni por Europa, de constituir una entidad independiente de facto, si no de iure, con la que con el tiempo no haya más remedio que entenderse. «Nos estableceremos por nuestra cuenta», son palabras de Arzalluz que parecen ir en esa dirección.

Dada la inflexibilidad de las posiciones nacionalistas y la inmutabilidad de las realidades políticas con las que tienen que enfrentarse, el futuro se presenta necesariamente conflictivo.
 

AL-KANZIYYA
Por Aquilino Duque

DEUDAS HISTÓRICAS

Que los occidentales tengamos más en común con Estados Unidos e Israel es cosa que está fuera de duda. También lo está el hecho de que, para España concretamente, Estados Unidos sea más de fiar que Europa. En nuestra guerra civil, su apoyo y el de Inglaterra fue si se me apura más eficaz que el del Eje, pues éste fue sÇOlo militar, y aquél diplomático y económico. A Israel, al Estado de Israel, no tenemos mucho que agradecer, pero con el pueblo judío tenemos la consabida deuda histórica que, a diferencia del deicidio, nunca se amortiza. Bien está, pues, que apoyemos su causa a cambio de que ellos apoyen la nuestra, que es la de la unidad nacional. Ambas causas, la de ellos y la nuestra, están englobadas a efectos externos en la llamada lucha contra el terrorismo. Lo malo es que en ese terrorismo cabe todo y hay jerarquías, y la más alta y prioritaria es la del terrorismo que hace pupa a los intereses de nuestros aliados. A éste se le combate con aviones y carros de combate, y al nuestro con autos del Tribunal Supremo.

Desde que por fin entramos en Europa no se puede decir por otra parte que nuestros intereses tengan carácter prioritario en tan selecto círculo de naciones, que siguen tratándonos como si también con ellas tuviésemos una deuda histórica no amortizable.
 

VICTIMISMO O DIGNIDAD

Me llega el rumor de que, en una cena literaria, uno de mis detractores, que son legión, comenta que yo no soy víctima de nada; que publico cuanto quiero y además tengo mucho poder. Desde aquí le doy la razón; en efecto, tengo publicada una obra respetable y, más que poder, tengo la autoridad que tiene el que no necesita templar gaitas porque tiene espina dorsal y pocos pelos en la pluma. Tampoco me considero víctima de nada, entre otras cosas porque, más que sujeto de derechos, me considero portador de valores y sujeto de deberes; es más, siempre desprecié el victimismo del que le echa la culpa a la sociedad o al régimen de sus propias flaquezas. Alguna vez he dicho que la reconocida superioridad anglosajona en el mundo de hoy se debe a dos grandes pilares de su pedagogía tradicional: no exteriorizar los sentimientos y no sentir lástima de uno mismo. Un ciudadano ejemplar no es el que lo espera todo del Estado, sino el que está dispuesto a contribuir a la dignidad y a la grandeza de la sociedad en la que le tocó nacer.

Decía Antonio Machado que los españoles hemos ido por el mundo sin hacer mal papel. En efecto, la grandeza de España está en el esfuerzo de ciertos españoles que con la espada y con la pluma y con el pincel y con el microscopio han hecho una Historia digna de ese nombre. Ser digno de esa Historia es mi máxima ambición.
 

PERAS CON MANZANAS
Por Miguel Ángel Loma

En el diario El Mundo del pasado 20 de octubre, el periodista Martín Prieto publicaba un artículo titulado , dedicado al reciente libro que el ex ministro socialista del Interior acaba de publicar: Procesos políticos en España. Después de dar un repaso contundente a Barrionuevo, a los crímenes de GAL, y al desconocido líder carismático Míster X que los engendró, Martín Prieto acusaba al ex ministro de «sumar peras con manzanas en épocas distintas», ya que mezclaba supuestos históricos muy diferentes entre sí. Y como muestra de esta heterogeneidad, Martín Prieto citaba el caso de José Antonio Primo de Rivera (incluido por Barrionuevo en su libro), cuyo fusilamiento despachaba MP con toda normalidad y como si no se tratase en absoluto de un proceso político manipulado, concluyendo que José Antonio «fue fusilado en justicia por coadyuvar a la rebelión militar contra la legalidad republicana».

Martín Prieto no se cortaba un pelo al sentenciar lo anterior, incurriendo en el mismo pecado que imputaba a Barrionuevo, porque hablar de justicia y de legalidad republicana en el momento histórico en que sucedió la farsa del proceso a José Antonio, también es sumar peras con manzanas, salvo que para MP los conceptos de justicia y legalidad sean puramente formales, lo que le acercaría peligrosamente a los mismos presupuestos ideológicos de los organizadores del GAL.
 

COMENTARIOS
Por Españoleto

PETICIÓN DEL TERCER GRADO

La Eta tira la toalla, no sólo en pedir la amnistía para sus presos, sino en pedir su acercamiento. Ahora inicia una campaña para que se les conceda el tercer grado, y autoriza a los presos a solicitarlo prometiendo repulsa del terrorismo. Algo inconcebible, cuando la banda pensaba que todo iba cuesta abajo para ellos. Una indicación más de que están abriendo los ojos a la realidad de su derrota. Y de que para conseguir ésta bastaba claridad y constancia en la postura de enfrentamiento con los asesinos.
 

PROGRAMA MILITAR

El gobierno anuncia inversiones extraordinarias en nuevo equipamiento militar: El blindado Pizarro, el helicóptero Tigre, nuevos vehículos para la Infantería de Marina y otros capítulos para reforzar el potencial de nuestras exiguas fuerzas terrestres. Al mismo tiempo advierte de un incremento del 30% en salario de los soldados profesionales, con lo que intenta mejorar su atractivo para los jóvenes.

Todas son medidas en buena dirección, pero insuficientes. ¿Qué puede hacer atractiva una profesión que hay que abandonar tras tres o seis años de dedicación a ella? Se precisa trabajar en esa faceta post-profesional.
 

LA CONFUSIÓN SOBRE EL PHN

Los aragoneses siguen reuniendo concentraciones masivas contra el Plan Hidrológico Nacional, que les refuerza en su postura y provoca el descrédito allí de los políticos que osan apoyarlo. Y sin embargo, sigue si aparecer una exposición clara de en qué consiste el Plan, más allá del polémico trasvase. Que por cierto, no es nuevo, pues una propuesta de trasvase a Cataluña ya suscitaba repulsa en Zaragoza a principios de los años setenta. ¿Cómo pueden ser tan insensatos los políticos opositores aragoneses, que provocan tensión social basándose en esquemas simples de información de la realidad? ¿En que piensan los propugnadores del Plan, que no exponen claramente la complejidad y volumen de todos los aspectos del mismo?
 

LA DEMOCRACIA NO HA SUPERADO LA CULTURA FRANQUISTA

El director del Centro Dramático nacional ha revolucionado el mundillo teatral, opinando que la Cultura actual española, en la faceta teatral, no ha superado a la del franquismo. Se trata de una opinión legítima, claro está, pero que ha sido sometida ya a escandalizadas réplicas. Porque, naturalmente, se opone a lo establecido y rompe la placidez del estanque. Es un hecho que la producción dramática ha desaparecido prácticamente de los escenarios españoles. Las carteleras se llenan de musicales y reposiciones de obras, clásicas y modernas (Jardiel Poncela es un habitual en los últimos años). Múltiples teatros pequeños estrenan obras más o menos audaces, presentadas como acontecimiento cultural, que desaparecen tras dos semanas en cartel. Si el teatro es un espectáculo que debe sobrevivir con el apoyo de la clase media, los productores están marrando el tiro desde hace años.
 

«UN SOLDADO DE INFANTERÍA»

Así ha dispuesto que encabece su esquela el Teniente General Prudencio Pedrosa. Seguramente es el título con el que se habrá presentado al Padre Eterno.

Todo un ejemplo de laconismo, orgullo y profunda seriedad militar.
 

SOLDADO IRAQUÍ ABRAZA LA VIDA MONÁSTICA
De ZENIT.org

«El Señor me dijo: "Ven y sígueme"»

NÍNIVE, 19 octubre 2003.- «El Señor ha hecho grandes cosas en mí: ha sido mi consolador y mi refugio», reconoce un ex soldado iraquí de Nínive que, tras abandonar una vida dedicada a la guerra, ingresó en un monasterio Caldeo.

Por su interés, reproducimos a continuación el testimonio ofrecido por el religioso -que ha pedido permanecer en el anonimato-, publicado por la Agencia de la Congregación vaticana para la Evangelización de los Pueblos (Fides).

Vengo de una familia cristiana. En 1984 era soldado del ejercito iraquí. Combatí en la guerra contra Irán militando durante casi cuatro años en el ejército. He combatido también contra los kurdos y entre otras adversidades fui hecho prisionero: un grupo de guerrilleros kurdos me capturó y permanecí tres meses en la montaña sufriendo crueles torturas. Me liberaron porque mi familia pagó como rescate 10.000 dinares.

La vida militar en el ejército de Saddam me agotó y huí, por lo que me convertí en un desertor. La policía me capturó y un tribunal militar me condenó a prisión por deserción.

En aquel período descubrí la oración como verdadero alimento espiritual. Viví esta crisis con mucho dolor y sufrimiento en cuerpo y alma. Pero el Señor estaba siempre conmigo y no me dejó jamás, porque quien tiene fe en el Señor nunca debe tener miedo y encuentra la paz y la alegría a pesar de las situaciones de angustia.

Dice el salmo: «Fui joven, ya soy viejo, nunca vi al justo abandonado, ni a su linaje mendigando el pan» (Sal 37, 25).

Comencé a interrogarme sobre el verdadero sentido de la vida y sobre los verdaderos valores, preguntándome dónde y cuándo podría encontrar el camino adecuado de mi existencia en el mundo ¿Qué camino deberé seguir para llegar a la verdadera felicidad?

A las preguntas sobre mí mismo se añadían otros interrogantes: ¿por qué hay guerras, injusticias y odio en el mundo? ¿Por qué la humanidad no puede vivir en paz? En aquel momento de angustia, oí una voz fuerte dentro de mí que me llamaba: «Ven y sígueme, encontraras el verdadero sentido de tu vida». «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida» (Jn 14, 6).

En 1988 terminó la guerra y seguí un curso de estudios en la Universidad en mi ciudad, Nínive. Continuaba frecuentando la Iglesia y pidiendo a Dios que confirmara mi vocación.

En 1991 comenzó la Guerra del Golfo y la situación de la mayoría de la gente empeoraba de día en día. Muchas familias emigraban de Irak. También yo habría querido unirme a la diáspora.

En 1993 me inscribí en un curso de Teología y sentí en lo profundo de mi corazón lo dulce y buena que es la Palabra de Dios. La conciencia de la vocación se hizo más fuerte y entonces respondí a la llamada del Señor. Es el Señor quien llama y es Él quien da el primer paso hacia el hombre.

Después de un intenso período de oración, en 1995 dejé a mi familia y mi ciudad para seguir al Señor y entré en el convento de los Monjes Caldeos que se encuentra en Bagdad. Ahora estoy perfeccionando mis estudios.
 

GALERÍA DE PENDEJOS
Por Alvarfrías

Aunque en más de una ocasión tuvimos la tentación de incluir a Antonio Gala en nuestra Galería, lo íbamos dejando un día por otro, aunque méritos viene haciendo desde hace mucho. Este..., aparentemente amargado y lleno de rencores, en su «Tronera» de El Mundo suelta baba por cada una de las palabras que escribe, mucho más que por las palabras que pronuncia. El enfant terrible de sus primeros tiempos, que cosechó fama y laureles en el franquismo, emplea el soplete incendiario a diestro y siniestro, sobre todo a diestro, con absoluta bajeza hacia los que un día u otro se cruzan en el camino de sus ideas o de las actitudes que propugna..

El pasado viernes 17 de octubre, en relación con el Papa, escribía:

Papam Habemus

Un reinado de 25 años con una coda de Parkinson es demasiado largo. Sobre todo si fue contradictorio. Para mí, que opino desde fuera, el Papa que lleva la M de María en su escudo, rebaja a las mujeres; el que grita contra la pobreza masiva, no deja controlar la natalidad y vive entre infinitas riquezas; el defensor del celibato, le salpica la pedofilia como a ninguno antes; el viajero ecuménico, no se esfuerza de veras por reunir las distintas religiones, a las que considera insuficientes; el canonizador prolífico, va contra los nuevos teólogos y los críticos; su polaco interior le hace ajeno a la realidad y a la moral humana; el que suplicó perdón por los errores pasados, los ha seguido cometiendo... Feliz aniversario.

Sin duda en este corto texto el escritor, ya en franco declive, saca a flor de piel toda la miseria que encierra dentro de sí, que es mucha. ¡Pobre de él!


 
    Opciones
· Versión Imprimible
· Enviar a un Amigo
    Otros enlaces
· Más Acerca de El Risco de la Nava


Noticia más leída sobre El Risco de la Nava:
El Risco de la Nava - Nº 124


Hermandad del Valle de los Caídos (hermandaddelvalle.org)
Colaboraciones, comentarios, sugerencias: