Bienvenido a la Hermandad del Valle
    Búsqueda

    Menú
· Inicio
· Presentación
· Recomendar
    Publicaciones
· Altar Mayor
· El Risco de la Nava
· El Brocal
    Envíos

Si deseas recibir nuestras publicaciones por correo electrónico, además de otras noticias de la Hermandad, indícanos tu dirección de correo-e:

Suscribirte
Cancelar suscripción

Dirección:

Altar Mayor T
Altar Mayor - Nº 89 (15)
Miércoles, 03 diciembre a las 18:13:58

Altar Mayor

REVISTA DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS
Nº 89 – noviembre-diciembre de 2003

UN PEDANTE DIGNO DE CONMISERACIÓN
Por Martín Quijano

Un profesor de Química de Oxford ha presentado en España su libro El dedo de Galileo, donde pretende hacer comprensible la ciencia actual al lector medio. En la reseña del acto, en ABC, se expone un conjunto de declaraciones del autor, que demuestra lo satisfecho que está con su obra que, comprensiblemente, le ha costado mucho producir. Afirma que «no hay mayor gozo que sentirse iluminado por la Ciencia». Eso le lleva a una conciencia de seguridad de estar en el centro mismo de la sabiduría, lo que le permite responder con rotundidad a cualquier pregunta que le hacen los periodistas. Y meterse, consecuentemente, en berenjenales, sin enterarse. Así, a una petición de opinión sobre la clonación, afirma que «se trata del uso grotesco de la ciencia. Los peligros de crear una criatura que tenga conciencia de sí misma, pero deficiencias que puedan producirle una muerte prematura, es una monstruosidad». Pero no se opone a la clonación de embriones como fuente de células madre, porque «cualquier cosa que pueda ayudar a combatir enfermedades es algo positivo». Es decir, le parece una monstruosidad la clonación, porque no se ha conseguido hacerla bien (es de suponer que, por ahora), pero no le parece mal lo que ya se puede hacer, aunque sean embriones humanos. Se ve que la ciencia le ilumina de forma un tanto positivista.

Pero lo que motiva este breve comentario es su respuesta a la inevitable pregunta de: «¿Excluye la ciencia a Dios?». Aquí el profesor se siente iluminado en la cúspide de la Sabiduría, y contesta con rotundidad: «Hay muchos científicos que opinan que la ciencia es coherente con las ideas religiosas y pueden existir en armonía. Están equivocados, son científicos incompletos. Ambas cosas son incompatibles. Se podría expresar así: Una religión busca realidades que son de una entidad privada e incomprensible, mientras que la ciencia busca explicaciones de una simpleza que el público pueda entender con claridad». Aceptó un matiz: «La ciencia puede ilustrar la fe y las creencias a través de la psicología, de la comprensión del cerebro humano».

El profesor demuestra su ignorancia del tema sobre el que se pronuncia tan categóricamente: En primer lugar habla de «las ideas religiosas», como si todas fuesen identificables a un mismo género, como si el politeísmo fuera análogo al monoteísmo, como si los hechos históricos no tuviesen significado, como si no existiese una multitud de científicos religiosos. Corrijo esto último, admite que existen, pero «están equivocados», es decir, no les considera dignos de codearse con su sabiduría «iluminada». Dice que la religión busca explicaciones de entidad incomprensible, como si estuviese hablando de los bantúes de hace tres siglos. Y no se entera de que La Religión admite el Misterio Divino, pero como arcano al que llegar progresivamente, sin pronunciarse en contra de la ciencia en ningún caso. No sabe qué es el Misterio, pero lo descalifica. Se ve que la ciencia le ha iluminado con explicaciones materiales, pero no le ha abierto la cabeza. Es digno de compasión. No sabe que la Verdad no es «Algo», sino «Alguien».

Muestra un talante generoso al ofrecer la ayuda de la psicología para ilustrar las creencias religiosas. Es decir, considera que los creyentes son enfermos mentales que necesitan alguna corrección. ¿Por qué no la empleará él para abrir su inteligencia a lo que ignora?


 
    Opciones
· Versión Imprimible
· Enviar a un Amigo
    Otros enlaces
· Más Acerca de Altar Mayor


Noticia más leída sobre Altar Mayor:
Altar Mayor - Nº 81 (12)


Hermandad del Valle de los Caídos (hermandaddelvalle.org)
Colaboraciones, comentarios, sugerencias: