Bienvenido a la Hermandad del Valle
    Búsqueda

    Menú
· Inicio
· Presentación
· Recomendar
    Publicaciones
· Altar Mayor
· El Risco de la Nava
· El Brocal
    Envíos

Si deseas recibir nuestras publicaciones por correo electrónico, además de otras noticias de la Hermandad, indícanos tu dirección de correo-e:

Suscribirte
Cancelar suscripción

Dirección:

Altar Mayor T
Altar Mayor - Nº 90 (36)
Sábado, 20 diciembre a las 12:49:20

Altar Mayor

REVISTA DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS
Nº 90 – Enero de 2004 (Extraordinario)

LA EDAD MUNDIAL
Por José M. González Páramo

1. OBJETIVOS DE LA REACCIÓN ROMÁNTICA

El Romanticismo se propuso objetivos, explícitos e implícitos, con énfasis mayor o menor, a pesar de ciertas contradicciones. El Romanticismo fue, además, adverso, hostil a:

1) A la Ilustración Francesa, a la revolución de 1789, a Napoleón, a la razón y la ciencia «omnipotente». 2) A la explotación de la Revolución Industrial Inglesa: Manchester...; e ideas: desde A. Smith, D. Ricardo, Mill,... 3) A las teorías políticas, económicas, culturales de la transición de la historia contemporánea a la organización capitalista y como consecuencia. 4) Al racionalismo como «única vara mágica» (¿toda realidad puede ser científicamente analizada con principios racionales y/o empíricos?). 5) Al empirismo (la experiencia y la experimentación para falsar y probar las hipótesis). 6) Al pragmatismo (¿es verdadero lo práctico?, ¿y lo inútil?) (Los saberes inútiles imprescindibles para dirigir). 7) El utilitarismo (Bentham) (Sólo lo útil en términos reduccionistas). 8) El imperialismo (europeización del mundo). 9) Al aburguesamiento consolidado, sin caer y «contra» los excesos marxistas. 10) Al burocratismo (centralismo administrativo y espíritu reglamentarista). 11) A algunos de los valores y culturas que conlleva del 1 al 12). Al nacionalismo (Novalis) en parte disgregador de la tradición católica.

El nacionalismo constituye una fuerza, entre las más poderosas del XIX: a) disgrega la soberanía nacional (concede o no independencia a Cerdeña, Cataluña...) o refuerza el Estado-Nación o congrega, v.g. en Alemania; b) la autonomía de los Estados-Nación expresa la libertad; c) el «volkgeist» (romanticismo del pueblo y el tiempo). Potencia la geografía, los lenguajes, la etnografía, las tradiciones (expresión plural de la identidad), consideración irracional-personal (emociones, conciencia, voluntad), con ello se activarán los románticos, con o sin violencia. Ello afectará especialmente a Inglaterra, Francia, España e Ibero-América desde USA. Holanda, Bélgica,... y se transforma en patriotismo nacional, mueve a ciertas regiones en reacción aparentemente democrática. Los nacionalistas se consideran superiores. La exacerbación nacionalista favorece la opresión de minorías, la expansión política y el chauvinismo.

13) Al propio provincialismo, el desamor y las prepotencias de otros «locales». 14) Al conservadurismo (las «mayorías» sólo pueden expresar sus intereses a través o con manejo de los ignorantes). 15) Al liberalismo capitalista (individual, constitucional, participativo, empresarial: Stuart Will, Spencer, Bentham,...). 16) A las iglesias místicas, de refilón, la cristiana (a de Maistre, de Bonal, Sthal,...). 17) Al catolicismo que condena, como expusimos, por S. Pío IX en 1864 el «sumario de errores», sylabus. Recobra con el mayor acierto en trascendencia de León XIII 1891, (Lacordaire, Montalembert,...), condena el laicismo y en 1910, San Pío X, se condenan todos los principios de la Revolución Francesa de 1789. 18) A ciertas filosofías: «el idealismo objetivo» de Hegel lucha con el idealismo de Fichte, Kant, Schelling (románticos); e incluye también en B. Bauer, Feuerbach, Marx, Lenin, Trosky y la Revolución Rusa. 19) Von Ranke, quien contradictoriamente, parte de lo singular y cree que «cada época está en relación directa con Dios». 20) Meinecke critica las relaciones de política y cultura. Schopenhauer: la raíz de todo es la ciega voluntad que niega todo el proceso histórico, el progreso.
 

2. MÁS IDEAS Y OBJETIVOS DE LA LUCHA ROMÁNTICA

El «idealismo», la auto-fijación de propósitos equivale, parece, a una ruptura con la naturaleza. Con Schiller a la difícil conversión a un ideal hermoso. Lo bello y arracional de Fichte enjuga el Romanticismo. En una ocasión añadió que la «Filosofía de un hombre es reflejo de su temperamento» no al revés. ¿Acierta? Él mismo recordó que el conocimiento es instrumental; lo que vale es «saber cómo sobrevivir». «Las cosas son lo que son... porque las determinamos de ese modo, con lo que pedimos de ellas, de nuestro trato con ellas» (Un pragmatismo de largo alcance y temprano (ib. 123 ss). El mundo es «el poema soñado por nuestra vida interior». La cultura no sirve como freno de la violencia. Sólo frena la regeneración moral, valer, hacer. Puedo desarrollar mi espíritu, no mi estatura; puedo merodear lo trascendente (Dios). Fichte, como alemán vehemente sentía fobia por los franceses (p. 24-27). Hay que rehusar la fuerza motora con la catarsis que purifica. Su concepción metafísica y religiosa viene de Kant. De los románticos desenfrenados, en I. Berlín, fue Fichte y su teoría del conocimiento, un combate del Romanticismo, a la Revolución Francesa, a propósito la novela Wilherm Meister de Goethe. El yo «activo, dinámico e imaginativo» (ib. 129). Cuando algo nos obstruye somos conscientes del yo, cuando algo nos «conmueve», la división del yo se comporta como catenación de experiencias: se sitúa por encima de Iglesia, Estado, Urbe,... (?).

Los símbolos en Schelling son convenios sobre lo conveniente (vía férrea, semáforos aparte, existen los símbolos imposibles de expresar sino en externidades, p.e. una catedral). Estos se inducen por acoso al misterio, a lo inefable, de ellos sólo captamos en el símbolo, el rito, la liturgia... hacia un Ser inaprensible. El impulso infinito de la realidad, en alegorías. Este es otro perfil del Romanticismo en sus discusiones con lo inabarcable, lo irreducible, al describir. F. Schegel expone: no podemos ni imaginar y menos apoderarnos de lo sacro, la imposición deforma: la nostalgia del infinito y la paranoia. Encantamientos, mística (ib. 142). La vida no es perfecta y cerrada, tal cual es la vida o los románticos, son contrarios a la ilustración; lo son además cuando aluden al pensamiento, la sensibilidad, la existencia (ib. 143). La manía persecutoria excluye a los románticos optimistas. Todo avance: expandir la naturaleza, destruir obstáculos, o lo político o económico dañino... Los pesimistas padecen esa paranoia: Shopenhauer, cree que todo es un vasto océano sin dirección en el cual flotamos en la hostilidad de la noche (ib. 145): las conspiraciones históricas, las masonerías y fuerzas secretas anulan el esfuerzo; modulan las fuerzas industriales, clases sociales... El Espíritu hostil engaña, se burla. Sentimos más temor que amor. Tieck dice que hay una carga de terror. El gran pesimista es, influido, Wagner. La línea romántica se mantiene: dominio de la voluntad sobre la vida, lo impredecible, el desmedido poder de sujetos indeseables.

La consideración de la Revolución (1789) como legado histórico ni es tal ni es privativo. Partijas de guerras horribles, copia de ideas. Reino Unido, Usa, Filadelfia, otras complejas fuentes, el puritanismo, los presbiterianos crearon el espíritu que después redondeó Jefferson. La tradición de la Constitución USA se gestó por el hijo de Enrique VIII, Eduardo, el 2º Cronwell, y carece de la odiosa negación espiritual de la francesa; la sangre: nunca había llegado el hombre civilizado de ese modo a la negra sangre, al laicismo, al materialismo... Desde Hegel a Toynbee conocidos escritores describieron lo aterrador de ese momento, 1789, incluyendo Napoleón, el monstruo. España ayudó a USA en su independencia -ya dije-, y acaso sin malicia, difundieron las ideas que colaboraron en el hundimiento español con la sementera de conceptos y pseudoprincipios de las Guerras Ibero-americanas de independencia. Con nuevos pretextos, guerras mundiales y civiles, colonizaciones y descolonizaciones a destiempo. Sugiere la indetenible historia inefable. ¿Kant dijo que se iba en buena dirección? José Sarto, S. Pío X en 1910, y yo ahora, condenamos los principios del 1789. ¿Por qué entramos en el tercer milenio, sin moral, sin arte y con la ciencia embalada -¿hacia dónde?- sin depender apenas del legado necio y sectario del hoy presidente francés? ¿El mundo de Fausto ha pactado con Mefisto? La vida personal de los románticos era poco «mística». Goethe era romántico, menos intenso al pasar los años.
 

3. LO INDESEABLE Y VITAL DEL ROMANTICISMO

Aparte de los indeseables, de «los Marat o Robespiere», los románticos saben que la ilustración olvidó la economía, la iglesia, la fe. El castigo a las innecesarias consecuencias de Voltaire y compañía tenía que ser inflingido. La ilustración olvidó eso e instituyó más profunda, la fe en el castigo, las innecesarias consecuencias, las oscuras energías del inconsciente del mismo modo que las fascinaciones colectivas. En el Romanticismo, el Hombre responde de su libre posibilidad de plenitud pero crea, y/o puede crear, consecuencias indeseables. De hecho la hipnosis del pueblo alemán por Hitler, el surgimiento del existencialismo materialista o las ideas de Freud explotadas por los anti-tradicionales, son creaciones o consecuencias indeseables.

En los hechos:

a) Guerras civiles, pretensiones nacionalistas, guerras mundiales, revoluciones mitificadas y perversas como la rusa de 1917. La libertad liberal contra los totalitarismos fueron románticamente perfumadas. No esa «libertad», ni el nazismo fueron ajenos al romanticismo. No es cuestión de paternidad, son consecuencias imprevisibles y subjetivas v. g. de Fichte...; b) Vitalismo de Schelling no fue ajeno a nuestro Creador del racionalismo y la realidad entera; c) Los movimientos expresionistas en artes y doctrinas... el dadá, el Pirandello de los personajes en busca de un autor; el absurdo; los caminos «investigadores» de la plástica con pocos aciertos y muchas ocurrencias absurdas pueden ser nuestra vergüenza en nuestros tataranietos. ¡Qué pinturas, qué esculturas! penosas al lado de pocas, muy buenas; d) La voluntad centrada de Fichte se trocó en innumerables «centros», no todos respetables en filosofía y política. El zentrum alemán carece de relación con los centros españoles de Portela y es menos humano y razonable que el humanismo social cristiano de Sturzo y los fundadores de la UE. El PP demócrata cristiano y el Partido Populare creciente. El centro de los «votos», son moderaciones interesadas y manipuladas; e) Los neorrealismos (Hegel, Marx, Troski, Lenin, Guiddens) pueden alcanzar el poder o la «verdad» doctrinal; aproximan la praxis al dogma político; f) Los nacionalismos, patriotismos adolescentes e injustificables destrozan, matan en Córcega, Irlanda, Escocia, País Vasco francés, Cataluña, Galicia, Chechenia. La misma Alemania perdió, en el pseudo-patriotismo, el timón durante lustros con enfrentamientos mínimos, medios y máximos.

Independencias ibero americanas fomentadas por EEUU, a pesar de que les ayudamos en su independencia, acabó con nuestro «imperio» en Cuba y Filipinas en 1898, por la difusión de las condenables y condenadas ideas de la revolución (s. Pío X – 1910). Hoy el mundo está en una libertad minusválida y un socialismo regido por incapaces y mitos irracionales... Sólo el reformismo D. C. laña lo de positivo en las dos extensas concepciones buscadoras de poder con argumentos distintos. Muchos hombres cultos están: 1º con el socialismo para la justicia social que exige la edad mundial; 2º con el liberalismo acogedor tolerante que quiere desmitificar la mítica libertad demente, egoísta y llevada a sus más razonables y anchos condicionamientos; 3º con el reformismo cuyo centro es el hombre y su expresión moral, sierva de la plenitud de la persona, el remedio de la pobreza física, cultural y política. Y en el reformismo el romanticismo europeo juega su rol aceptado en ciencia, arte, naturaleza, historia y Dios. Sin cantonalismos, taifas, prisas emancipadoras de lo colonial. Superar las paranoias (Schopenhauer y Wagner).

Otro resultado indeseable es el espíritu pesimista que lleva a una actividad voluntaria exaltada según El discurso con la nación alemana, con olvido de los límites del Romanticismo optimista e ilusionado, esa voluntad dedicada a mejorar (Stirner, Nieztche)... El Romanticismo de la 1ª especie cree que el suicidio de los inducidos por Fausto, la muerte que causa el análisis, la locura. Nieztche... no es funcional para el auténtico patriotismo y para alcanzar los ideales múltiples y a veces contradictorios los románticos. Es mejor no desterrar las religiones místicas entre ellos el de «la evolución creadora» de H. Bergson al interpretar a... con un pragmatismo de larga onda, y general proceso y de positivismo y utilitarismo mínimo y la vinculación a Dios que no debería desagradar al luteranismo-pretista creador del romanticismo... y además coincide con la mística optimista, no con el temor optimista.

El inalcanzable Grial, el espíritu no nos engaña como afirmaba Hegel. Requerimos asumir los imprevisibles cambios aterradores, la ignorancia arracional de la masas. La revolución 1789 al fracasar no es un legado benéfico, ni «made in France», está hecho antes y mejor por los puritanos de USA. ¿Hizo más «iguales» a los franceses, más libres, más fraternales? ¿Enriqueció el materialismo, el crimen, el temor? ¿De cuántos puede asegurarse cuánto y quiénes prosperaron? ¿Qué dicen Toynbee y Spengler? ¿Es el romanticismo dolencia o alivio de muchos? ¿Ese golpe abrupto favoreció la proliferación de los valores antropológicos correctos? ¿Es moral que A. W. Schelgel se case con una mujer preñada y luego se la ceda Schelling?

Con todo, Schelling creía que Dios es el alfa y omega, la primera y la última letra. Principio advertido del continuo auto-desarrollo. ¿Con o sin el otro?

Los románticos dictaminaron que las Constituciones, si no son fuego vivo, llama, patria, para poco sirven. Se eternizan en otros nacionalismos. Para ellos los símbolos no convenidos, expresan lo inexpresable; lo incógnito, ¿qué sugiere una Iglesia Románica? Un ser misterioso y máximo. Símbolos, alegorías, parábolas...

Es positivo reconocer el alma Romántica del tradicionalismo en oposición al liberalismo (p. 169) no tanto la negación de leyes objetivas. El castigo del libertino es el sexteto final del Don Giovanni de Mozart, no justifica el «echeq» (el fracaso) continuo de la ópera hasta que Malher la introdujo en el repertorio europeo. Su climax final obsesionó a Kierkegaard y surgió el existencialismo. Lo impredecible de la acción humana, la cárcel de los mitos disturba aún más la prospectiva, lo inexpresable, el augurio.
 

4. LO BUENO, LO AMBIGUO Y LO NUEVO

Ya mencionada la hondura de Fichte y Schelling resulta adecuado hablar de lo indeseable y lo vivo. Ahora conviene volver a ellos –y otros- que explican esos adjetivos, dada su posibilidad de coexistencia en un hombre, comunidad o agregado de hombres. Representación clara de ello es, en muchos románticos, la existencia de quienes conviven en virtud y maldad. La 1ª Guerra Mundial y la 2ª con el nazismo, superficialmente dan la impresión de la fascinación proyectada por hombres. Klopstick (1724-1781) reavivó el amor a la Patria Deusch, el movimiento «Sturn und Drang» adelgazó la cultura artesana; Herder y Goethe, descubren el espíritu, el tiempo, del pueblo (Volkgeist) y conciben la identidad germana como individualidad promotora de la Humanidad y Egmon (1778), Ifigenia (1789), Fausto (1808) sugieren el eclecticismo de humanismo y germanismo; Schiller combina el imperativo con el ideal clásico con grandeza y sencillez, sosegador en armonía estética; Fichte edita su Doctrina de la ciencia (1794): el hombre, el Yo se desarrolla, por su esfuerzo, incluso en el espíritu; Schelling preconiza la unidad de la naturaleza visible y la invisible, y cree que el artista es superior al intelectual, al reflexivo, porque lo captable es divisado y lo espiritual sensibilizado por él. En (1887-88), Fitche en sus Discursos a la nación alemana considera que el espíritu libre recrea la política; iguala lo esencial de la moral con la cultura. Conciencia Deutche: Se afirma con Gorres (acérrimo contra Napoleón). Moritz Ardntz cree que el propósito de los jóvenes debe consistir en la integración de Alemania.

La nación es comunidad de cultura (clasicismo+luces), comunidad de destino (nacionalismo+medievo); comunidad política (seres en libertad integrados en un Estado Nación). Todos los autores citados más la milicia que H. Kinder y W. Hilgteman enumeran en pág. 31ss. del tomo II del Atlas Mundial (edita Istmo). Son el ejército de libros que preceden y baten el terreno para los soldados, según Napoleón. Efectivamente, el romanticismo ha sido servido por un ejército de libros para mortandades trágicas y purificaciones míticas y/o creatividades excelsas o equívocas que, como casi todo, constituyen una fuerza para el bien o el mal.

¿Por qué traigo a los dos últimos a colación? Porque de Fichte surge la glorificación del Yo dinámico, con fantasía. El Yo como rosario de experiencia que desprende las capas de su alcachofa, las envolturas de la cebolla, la comparación vil de I. Berlín, vil y gráfica de la subjetividad radical, la división en partes del Yo, «lo valioso de los románticos», la vivisección en láminas. La captación, la creatividad, el modelaje de la materia, la consagración de la actividad valida a una clase, un Estado, una iglesia, una comunidad. La intensa voluntad, el don dado, el esfuerzo penetra en el Yo y en lo externo. Ocupada Prusia por las tropas napoleónicas, expone su redactado discurso a los alemanes equivalente en consecuencias al manifiesto de Marx Engels tal vez. La constructividad, la perfección, la auto y aliena-realización siente la posibilidad creadora, el progreso sin límites. Los alemanes son el «urvolk», el pueblo primigenio; no equivalen a un sucedáneo fuera de la existencia. Quienes creen en la realidad espiritual, en la eternidad del progreso eterno servidos por la libertad... se unirán tarde o temprano. «Todos ellos pertenecen a nuestra raza, forman nuestro pueblo, o se unirán a él tarde o temprano» (excluye a franceses, ingleses, nórdicos y a algunos pueblos mediterráneos). Es un texto arengatorio, más que una exhortación en la cual se ve lo que después facilitó la carrera demoníaca de Hitler con el volo ergo sum (quiero, luego soy). Schelling difiere en su consideración de la naturaleza como algo vivo con autorrealización propia. Era frente al hombre, voluntad consciente, una voluntad inconsciente. Eran realidades en cuyo conflicto había que integrarse. Constituía un «vitalismo místico» (ib. 134). Para Schelling, Dios era un principio consciente de auto-desarrollo, una evolución creadora que H. Bergson hizo suya para la Evolution creatrice.

Los románticos valoraban la belleza -¿más que la verdad o el bien?-, ante la prioridad del arte, la copia artística es la muerte (Hamaan). ¿La belleza es contraria a la Ilustración? Los símbolos, representación visible de lo que no se ve, se crean para comunicar ciertos significados (comunicaciones lumínicas de salud, tráfico, etc). Hay otros símbolos para expresar lo que no puede ser expresado: el misterio de Dios se expresa en una catedral románica o un pagano hito.
 

5. ROMANTICISMO 2004, IBEROÁMERICA Y TERCER MUNDO

Esbozar una información del titular, es una audacia. El mundo es mucha manzana para el estómago humano, a pesar de mi osadía. Ahí van unos brochazos sobre el panorama: 1º. En España e Iberoamérica hay tanto Romanticismo como Ilustración, su enemigo; tanta industrialización, envidia y soberbia, tantos píos e impíos que mi hipótesis será contrastar hechos e ideas no contrastadas. Cuando las ideas llegan a Hispanoamérica a principios del s. XIX llegan desde USA, desde España y Portugal (más sectario que el resto de la península). La literatura costumbrista y satírica de Comcolcorvo, del Lazarillo; sermones de Fray Mier, la influencia de Feijoo... pero en Ayuaque.... se pierde.

La abdicación del Rey Fernando VI en Bayona en 1808 recoge peticiones de los representantes de los hispanoamericanos: igualdad de los súbditos en ambas orillas; libertad de comercio y agricultura, industria. Supresión de los trabajos forzosos, de la condición de los mulatos, mestizos y cuarterones; fijación de impuestos; abolición de la esclavitud,... nos faltaron políticos con una visión sajona para construir una «common-wealth» española.

Hasta 1810 la emancipación de Hispanoamérica en los corazones de quienes serían sus líderes, que disolvieron las Juntas Centrales españolas y crearon ejércitos. De 1810 a 1814 triunfan Uruguay, México y Ecuador. De 1815 a 1818 triunfan Venezuela, Granada, Chile y se distingue M. Palacios en la primera. Los «españoles», sus ideas, hicieron que perdiésemos la soberanía (entre 1821-1824): el Congreso de Panamá niega a Bolívar la Unión Sudamericana, ¡qué ocasión perdida! Del Yermo comienza la destitución de virreyes: Morelos en México,... igualdad, catolicismo y monarquía son entonces los principios. En 1821, Independencia de México que se convierte en federal en 1824; en 1830, Bustamante sube al poder; en 1834, Santana le sucede,...

América Central: en Guatemala toma las riendas Morazán, las provincias unidas (el Salvador, Nicaragua, Honduras, Costa Rica). Erice, Bolívar, Torres, Nariño... se rebelan contra Páez en 1835; Bolívar preside hasta 1819. España reconoce la emancipación con Páez en 1835. Bolívar acaba con la soberanía hasta que se disgregan las uniones. Reconquistada a los ingleses Argentina en 1806: en Tucumán se proclama la independencia en 1816. Sucre consigue el Alto Perú en 1825; Uruguay se autonomiza en 1828; el reino Unido de Portugal en Brasil (1816) está regido por Don Pedro I, que afronta un levantamiento liberal militar: hereda el imperio Pedro II.

Fernando VII y sus intermitencias, tras Valença recupera la corona y muere en 1833 y nos regala el disperso cementerio carlista (100.000 muertos). Napoleón nos costó otros tantos.

Francia nos obsequia con la revolución de 1848 contagiando a mucha Europa. Fracasos y logros enredan a siete naciones con cantones centralistas, liberales y el resto de los cantones neutrales; regiones independentistas hasta 1849. La segunda república francesa de 1848 a 1851, Suiza, el Estado Pontificio 1849, Italia,... Luis Napoleón; Alemania intenta su ampliación en 1849; división de poderes entre el emperador y el Reichtag; les divide el centralismo, [véase Kinder y Hilvermann (p.39 y 267)]. Viena (p.65) preconiza el absolutismo desde septiembre de 1849. Hungría y Prusia reacción de 1850 a 1862. Austria firma un Concordato con la iglesia católica en 1855. Vientos de sionismo y racismo se notan en hechos como la expulsión de 100.000 judíos en diez países de Europa y de 20 a 100 mil en muchos más.

Aunque la humanidad lleva inventando desde el principio griego, árabe, medieval sigue en exponencial de hallazgos ascendiendo notablemente desde el s. XVI, en sólo el s. XIX han habido 75 inventos (1808 hasta 1911): 14 en física, 6 en biología, 13 en química, 9 en medicina, 9 en transportes y comunicación, 4 en tipografía, 3 en óptica, 7 en armas, 3 en técnica,... hasta el presente en Marte. Con todo ello, se ha promovido una absoluta revolución técnica y científica.
 

6. EL LAICISMO Y COMPAÑÍA

El pensamiento en Europa sobre el desarrollo científico, la especulación metafísica, la situación histórica, la desigualdad, la dialéctica, las matemáticas, la astronomía, la sociología, la ciencia exacta, aplicada a todo para el Hombre y su circunstancia (Ortega y Gasset). Hay fuertes vientos laicistas que llueven sobre mojado con la Vida de Jesús de Renan. Positivismo, evolucionismo, marxismo, materialismo, crítica a la democracia (Tocqueville), historia, filosofía,... prestigio del super-hombre, socialismo utópico (Saint-Simon, Comte, Spencer, Pareto, Durkheim, Marx y hasta Weber y Talcott Parsons. Habían escrito contra la religión católica Strauss, Bauer, Stirner, Fauerbach, Nietzche, Marx, Engels, Lennin, (Kierkegaard da paso al existencialismo de Sartre).

Tras la revolución del 48, descompuesto el país alemán sufre, como Europa y el mundo, a Napoleón. Se acaba el sacro imperio: devastación, coaliciones defensivas, bloqueos, revoluciones. EEUU, Francia, la industria, el ambiente mundial, y con él los románticos, se notan en España. La independencia de Polonia más cientos de investigaciones científicas, aplicaciones de la sociología a la política, difusión generalizada del romanticismo, liberaciones. La administración en España fue referencia en el s. XIX. Austria cuidó sus ejércitos, Rusia y Portugal (1812) sublevaciones rebeldes, Francia campañas, congreso defensivo de Viena, Confederación alemana (1815-66), solidaridad de las potencias, conservadurismo, represión, catolicismos liberales (¿), movimientos autocráticos; idealismo e historicismos, lucha de clases (cooperativismos, sindicalismos, socialismo de cátedra: Schmoller vs. Treiske). Acciones y reacciones, catolicismo-político; aranceles proteccionistas, símbolo de todos los egoísmos nacionales; reyes que regresan o se mantienen, se van; generalización de las constituciones; crisis colonial de Iberoamérica; absolutismos vs. Constitucionalismos, revolución liberal; emancipaciones; anti-semitismo; sionismo; socialismo; movimientos obrero; política social del Estado (Bismark).

Rusia pre-revolucionaria y revolucionaria en 1917; Italia; problemas de los partidos poderosos; Austria, Hungría y los Balcanes, también lo étnico. Bismark, Holstein. Inglaterra y Japón entienden el colonialismo y el Marruecos español; Escandinavia, Finlandia; explosión demográfica. Cambios jurídicos, expropiaciones de los bienes de la iglesia, en «manos muertas».

Asia Occidental: guerras de la URSS, Japón y la colonización de la India. Turquía. Oriente medio bajo control inglés.

África y Oceanía: no pueden pasar sin dar su tajada al colonialismo.

De 1830 a 1861: Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Chile (Sur), Perú, Ecuador, Panamá; zona de conflicto, todos están discutiendo entre ellos por las fronteras. Venezuela y Colombia sirven de puente a la ambición de futuro sobre lo nuestro Cuba, USA (hoy en Guantánamo). República Dominicana. Casi todos Estados-Nación. Se consolidan y pleitean hasta finales del XX por las lindes. Los caudillos han dado pié a creaciones fílmicas. El fin de todo para España fue una guerra USA-España con la mala fe de los vencedores que crearon el Maine, el pretexto para declararla. ¡Es triste!, los libertadores tienen apellido y nacionalidad española y nuestra clase política perdió la ocasión de crear una federación o unidad con la corona como los sajones concediendo las soberanías sin mortandades y luchas.
 

7. ROMANTICISMO EN EL MUNDO

La política española casi cegada por el día a día fue de Mª Cristina a Mendizábal, a Espartero, a Serrano, a Narváez,... La década moderada de 1843 a 1859, González Bravo, Sartorius, O´Donell; el bienio progresista de Espartero, otros moderados...; asunción del poder por O´Donnell, Istúriz, guerra en Marruecos, duras represiones de Narváez; Bravo, Córdova, arbitrariedades de Isabel II, Amadeo de Saboya, Prim, Topete, fusilamientos,... Canovas, Sagasta; magnicidios de Cánovas, Canalejas, Dato; y atentados con éxito o fracaso (Maura, Cambó, Alfonso XIII hasta Carrero Blanco).

USA crece, pacta, dialoga y pelea fogosamente y se convierte inadvertidamente para nuestra elite política coetánea en potencia económica, industrial, política y militar, que es en la actualidad por el momento, imposible.

Antes de todo ello, África alemana siembra sus ideas románticas y organizativas en el sud-este. Estados autónomos en África, guerra de los Boers (Inglaterra); reyes árabes, Portugal, Angola, Italia, Abisinia,... nuestra demografía asciende vertiginosamente de 16.600 millones de habitantes a los 42.000 millones actuales. De 3% de votantes pasamos al sufragio universal con notorio éxito. Abundan los conflictos sociales, a veces sin razón; antes nos visitan el anarquista Fanelli y Lafargue, yerno de Marx, éste consigue que Pablo Iglesias funde el PSOE a finales del XIX. La 1ª Republica bate el récord de caducidad, 4 presidentes en menos de 1 año. Las guerras carlistas... Canovas y Sagasta crean el régimen casi democrático más largo de la Historia de España.

Asia Oriental: en ella China es un estado semi-colonial desde casi el todo hasta la parte devuelta de Hong-Kong, ahora. Los afganos, Tibet y Siam son reinos especiales todavía cuando Abisinia en África es un estado independiente (después ocupada por Italia).

Asia del Norte y Siberia: la India es colonia hasta la llegada del mítico Gandhi. China y la India son principales como sus islas hasta Oceanía y Rusia-Siberia.

Oceanía: Australia esta colonizada por Europa (Inglaterra). Nueva Zelanda pertenece a la common-weath. Filipinas y Japón bajo instrucciones USA, desde McArthur.

Así estaba el planeta a grandes trazos hasta el presente. Obviamente no es necesario mencionar las dos grandes guerras mundiales. El imperialismo, con buenos modos, trató de aumentar sus ventajas en el reparto colonial del mundo. El capital y la técnica dominan incluso las altas finanzas. El proteccionismo, la colonización con raíces nada románticas. Igual el asunto sindical y las trasnacionales, el laborismo hasta el revisionismo fabiano; Bergstein pide nuevas normas políticas, sociales y democráticas.

La juventud post-moderna, nuestra heredera, es un enigma. La mundialización, neciamente llamada globalización, es una palanca de enriquecimiento de los ricos y de oposición inconsecuente con el progreso de todos. Y otro nada prometedor es la mundialización hecha desde la egolatría imperial. La brisa, el aura del romanticismo, se respiró entre los árboles del bosque, del planeta. En este 2003, en inglés y en español se ha publicado un libro sub-titulado.. El reino de Dios y el nuevo desorden mundial. El autor es R. A. Horsley, catedrático de religión de la Universidad de Massachussets (Boston). En España lo edita Verbo Divino; por 14 euros puedes, lector, enterarte del saqueo de los imperios siempre.


 
    Opciones
· Versión Imprimible
· Enviar a un Amigo
    Otros enlaces
· Más Acerca de Altar Mayor


Noticia más leída sobre Altar Mayor:
Altar Mayor - Nº 81 (12)


Hermandad del Valle de los Caídos (hermandaddelvalle.org)
Colaboraciones, comentarios, sugerencias: