Bienvenido a la Hermandad del Valle

    Búsqueda


    Menú
· Altar Mayor
· El Risco de la Nava
· El Brocal
· Cuestiones sobre la
Memoria

· Notas sobre el
Valle de los Caídos

Altar Mayor T
Altar Mayor Nº - 138 (21)
Tuesday, 08 March a las 08:47:41

Altar Mayor artículos REVISTA DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS
Nº 138 -  noviembre / diciembre de 2010

 

LIBROS



 
 
El Libro Negro del Comunismo
Ediciones B. Barcelona 2010. 1053 páginas.
Stephane Courtois y otros autores
 
En fecha ya algo lejana, 1997, las Éditions Robert Laffont, de París, publicaron esta colosal obra dirigida por Stephane Courtois, en una tarea verdaderamente ciclópea y en la que colaboraron en sus diversas partes –alguna de ellas más extensa y documentada que muchos libros– Nicolas Werth, Jean-Louis Panné, Andrzej Paczkowski, Karel Bartosek, Jean-Louis Margolin, investigadores polacos, checos, franceses, todos ellos destacadas figuras a nivel internacional, en la investigación del amplísimo campo del comunismo. También colaboraron otros reconocidos especialistas, Pascal Fontaine, Pierre Rigoulot, Rémi Kauffer, Silvain Boulouque e Yves Santamaría. El editor y los autores dedican este libro a la memoria del gran estudioso que fue François Furet, quien antes de su fallecimiento había aceptado redactar el prefacio.

La obra que gozó internacionalmente, también en España, de una amplia difusión, fue publicada por Planeta, resultando extraño que tan importante editorial no la reeditase en ediciones sucesivas a pesar del interés despertado con su aparición por la importancia del Libro Negro y su destacada utilidad para la comprensión de los crímenes, el terror y la represión, factores indisolublemente unidos a la esencia y a la praxis del comunismo.

Ahora, Ediciones B, relanza de nuevo esta obra básica para conocer y comprender el más bárbaro y cruel experimento social en la historia humana.

Respecto a la edición anterior, esta versión ofrece notables mejoras, no sólo en las amplias exposiciones gráficas, sino en la aportación de nuevos datos y situaciones, acompañado de una cuidada traducción del francés original y también en la transcripción al español del idioma ruso. Concretamente el prólogo de Courtois es traducido del francés por el conocido escritor e historiador César Vidal, quien también traduce la parte de Nicolás Werth.

En el enjundioso prefacio del El Libro Negro del Comunismo, titulado «Los crímenes del comunismo», Stepahne Courtois expone una verdad fundamental que caracteriza a la totalidad de la obra, y es la de que superando los crímenes individuales, los asesinatos concretos, los regímenes comunistas a fin de asentarse en el poder, erigieron el crimen en masa en un verdadero sistema de gobierno y ninguna de las experiencias comunistas han escapado de esa ley, ni la URSS, ni la China del «Gran Timonel», ni Corea del Norte, ni Vietnam, etc, etc. Sin embargo, los crímenes del comunismo no han sido sometidos a una evaluación legítima y normal tanto desde el punto de vista histórico como desde el punto de vista moral.

La parte «Un Estado contra su pueblo», va dedicado con documentación sumamente completa a las violencias, terrores y represiones en la Unión Soviética. En la que trata sobre la revolución mundial, la guerra civil y el terror, se expone de forma nítida la actuación a nivel mundial de la Komintern, revistiendo especial interés para el lector español la sombra de la NKVD proyectada sobre España, con alguna frase bien expresiva, cual la de Victor Serge:«Después de las calumnias... las balas en la nuca».

Una conclusión básica de la obra es la evidencia de que no ha existido un nuevo Nurenberg, para juzgar a los dictadores comunistas derrocados, ejemplo Hocnecker al desaparecer la República Democrática Alemana.

En «La otra Europa víctima del comunismo», se ofrece a cargo de dos destacados especialistas, Andrzej Paczkowski y Karel Bartosek, la tragedia del terror comunista en Europa, revistiendo especial crudeza la represión contra el sufrido pueblo polaco.

Las cifras más estremecedoras en términos de víctimas se presentan en los comunismos asiáticos: China, Corea del Norte, Vietnam, Laos, Camboya. Dentro del más puro terror llevado a límites totalmente inhumanos, el caso de Camboya resulta el más espeluznante; el exterminio mediante los procedimientos más crueles de más de un tercio de la población camboyana. Si tratásemos de unas frías cifras estadísticas, en términos de porcentajes, los Jemeres Rojos camboyanos, y su lider Pol Pot, ningún sistema comunista habría asesinado al 35% de la población de un país. En términos de magnitudes, China, dirigida por Mao, con 65 millones de muertos supera ampliamente a Lenin y Stalin juntos, desarrollando junto al terror puro, otra forma del mismo, la mayor hambruna de la historia.

Asesinos reconocidos, ayunos de formación intelectual alguna como el tantas veces idealizado en Occidente, Ernesto «Che» Guevara, o el líder peruano de «Sendero Luminoso», Abimael Guzmán, entre otros revolucionarios comunistas hispanoamericanos, son analizados en el desarrollo del terror y exterminio de partes de sus pueblos.

De todos los sistemas políticos experimentados en la Historia, de todas las ideologías políticas, sin duda ha sido el comunismo el más traumático para la Humanidad. Bajo un aparente raciocinio entregado a la más feroz irracionalidad ha engendrado millones de tragedias sobre pirámides de cadáveres en el más horrendo holocausto de la historia humana.

Pero lamentablemente, su supervivencia se ha debido en parte a la traición y al silencio de algunos intelectuales al servicio de la mentira.

Ángel Maestro
 
 
La crisis social de nuestro tiempo
Editorial El buey mudo.Madrid. 472 páginas
Wilhelm Röpke
 
Se dice que Luís XVI, cuando subía los peldaños del patíbulo, exclamó: «Todo esto lo he visto venir desde hace diez años. ¿Cómo pude no creerlo?». Son frecuentes los diagnósticos de urgencia sobre las causas y las consecuencias de la crisis, principalmente en el escaparate de nuestro presente.

Pero no lo son tanto los análisis en profundidad de lo que habita tras el telón de la desintegración de la cultura de la satisfacción. Mientras la opinión pública se encuentra sometida al influjo de la carencia de criterio y a la esteticista, cansada y enfermiza ausencia de compromiso, la disolución espiritual y moral se observa en todos los campos de la cultura e imprime su sello mortal a la sociedad occidental. La confusión espiritual es consecuencia de dos degeneraciones patológicas, una de tipo moral-espiritual y otra de tipo político-social-económica; dos procesos que nacen en un punto y que caminan hacia un punto; de la apostasía a la disolución; de la negación mecánico-atea del hombre a la destrucción de las posibilidades espirituales y morales de la existencia humana.

Este libro representa uno de los diagnósticos superadores de las dicotomías intelectuales de nuestra época más clarificadores recientemente publicados.

El lector podrá encontrar una radiografía de la anomia moral de Occidente, en dos partes: una dedicada a las causas, a la cosecha de los siglos, a la constitución política y constitución económica y al esplendor del catolicismo; y otra, a la acción como respuesta a una situación cultural y económica en la que destacan sus análisis del socialismo y de las necesarias instituciones y estructuras para conformar una sociedad humana, una política humana y economía humana.

El editor de esta obra ha tenido el acierto de introducir un amplio ensayo de Jerónimo Molina, que se convierte en pieza imprescindible para contextualizar a Wilhelm Röpke. El profesor Molina nos recuerda la biografía de Röpke, quien sufrió las consecuencias del totalitarismo nazi y luchó toda su vida, como epígono de un liberalismo no al uso, contra todas y cada una de las expresiones ideológicas del totalitarismo, con una profunda admiración confesada a la doctrina social católica. Fundador, junto a Hayek y Hunold, de la Mont Pèlerin Society, se comprometió a defender los valores de la civilización en peligro. Expulsado de su cátedra por los nazis, exilado, y ciudadano europeo por vocación, nos ha dejado no pocas lecciones para entender y para actuar en el hoy. Una de ellas no menor es entender la actividad política basada en «la sobriedad, honradez, concisión, realismo; comprensión por lo político como campo de equilibrio […]; respeto a la experiencia histórica y a lo que ha crecido orgánicamente; serio afán por resolver las extraordinarias complejidades de la vida internacional y recelo contra toda simplificación; apartamiento de todo diletantismo con sus buenas intenciones y malos resultados». Todo un reto.

José Francisco Serrano Oceja (Α y Ω)




OBRAS COMPLETAS
Edición Centro Cultural José Pío Aza. Lima, Perú, 2009. 626 páginas.
Fr. José Pío Aza Martínez de Vega, OP
 
En Perú donde murió en 1938 después de llevar en la amazonía peruana 32 años de misionero, se acaban de publicar las Obras completas de este asturiano dominico que por sus propios biógrafos está considerado como uno de los pioneros de las misiones en el sur oriente peruano, por su labor de explorador, defensor de los nativos ante la explotación cauchera, evangelizador, fundador de puestos misionales, investigador de la geografía e historia de las regiones de Madre de Dios y Urubamba, y profundo conocedor de la realidad etnográfica y lingüística de los pueblos nativos que la habitan por lo que la propia Orden ha comparado su labor apostólica con otros grandes misioneros dominicanos como fueron Bartolomé de las Casas, Pedro de Córdoba, Antonio Montesino, etc.

La presente obra recoge todas sus investigaciones, comprendiendo un total de 6 libros y 18 artículos, estudios que fueran publicados entre 1922 y 1937, así como sus cartas personales encontradas que datan desde 1884 hasta el año de su muerte el 7 de octubre de 1938. Entre sus escritos destacan por su trascendencia social y científica: Un Documento Revelador (1919), Apuntes para la Historia del Madre de Dios (1928), Estudio sobre la Lengua Machiguenga (1923) y Vocabulario Español-Machiguenga (1924).

El aporte filológico de José Pío Aza ha perdurado hasta la actualidad, pues su gramática machiguenga, sus tres vocabularios (machiguenga, huarayo y arasairi) y sus múltiples artículos de análisis lingüístico, son reflejo no sólo de un gran servicio a la actividad misionera, sino de un destacado interés por dar a conocer la enorme riqueza de las lenguas americanas existentes en la amazonía, ofreciendo así un extraordinario aporte al rescate cultural de pueblos milenarios que, a comienzos del siglo XX, se enfrentaban a la mayor amenaza que en su historia hayan sufrido de marginación social y extinción cultural.

José Mª García de Tuñón
 
 


 
Huecos de un mismo Dios
Editorial Seyce, 241 páginas
José R. Santamaría
 
Todo comienza con la aparición de un cadáver en una vivienda alterando el tranquilo vecindario y despertando toda clase de comentarios. No sabemos quién es el muerto que es trasladado por la policía. Comienzan las investigaciones dirigidas por dos inspectores: Ruano y Santos. Meses antes Antonio Garcés llegó a instalarse en uno de los pisos de ésa misma finca. Es un hombre atractivo y simpático, un profesor adjunto de la universidad. Hace una visita de cortesía a los vecinos de abajo, un matrimonio compuesto por Marta Gilabert y su marido Julián…

Así da comienzo la trama de la novela Huecos de un mismo Dios. En ella el autor describe con profundidad la idiosincrasia, la personalidad y la voluntad humana de los protagonistas ante la creencia de lo justo e injusto. Son los particulares criterios que uno puede encontrar en una sociedad enrarecida como la nuestra. Todo esto está acompañado de una detallada trama de investigación policial. Huecos de un mismo Dios nos demuestra que la verdad y la ficción que contemplamos en las series de televisión se basan en un hilo conductor: la realidad supera la ficción. En este caso el lector disfrutará leyendo una obra que mezcla ambos elementos. Al finalizar no podrán discernir si lo leído es cierto o fruto de la imaginación del autor.

El autor, José R. Santamaría, es amante fiel al concepto de libertad, como expresión característica más importante de la persona. A los dieciséis años formó el grupo musical de rock «The Diksion». Es funcionario de la administración local y cursó estudios de criminología, derecho y topografía. Autor de relatos cortos, en esta novela transmite todos sus conocimientos como escritor y criminólogo. Huecos de un mismo Dios es una interesante novela policiaca que deleitará a los lectores.

Con la presentación de este libro también hacemos la de la editorial que lo ha hecho posible. Una iniciativa nacida en estos tiempos difíciles de crisis, con vocación de trabajar en todos los campos de la edición, y con el deseo de ofrecer a los autores noveles la posibilidad de hacer realidad su sueño de ver impreso el trabajo que con amor y entrega han ido creando hasta verlo convertido en una realidad acabada.

C. A.
Pedidos: www.tuslibrosymas.com
 


 
Ministerio de liberación. El oficio de exorcista
Editorial San Esteban. 2010. 291 páginas
Fray José María Trapiello
 
Conviene recordar lo que escribiera san Juan Crisóstomo: «No es para mí ningún placer hablaros del demonio, pero la doctrina que este tema me sugiere será para vosotros muy útil» (MG 49,258). Útil es el libro del dominico Fray José María Gacía Trapiello, que ha dedicado no poco de su tiempo a esta «síntesis, fruto personal de esta labor previa, (que) quiere ofrecer en estas líneas un esquema informativo del contenido doctrinal y pastoral de la tarea de exorcista».

Frente al silencio consciente y buscado sobre la acción del demonio en el mundo y dentro de la Iglesia, que especialmente ataca al don de la unidad; frente al silencio al que el demonio quiere someter su existencia y su obra, especialmente hoy en que la difusión de las formas diabólicas alcanza extremos insospechados; frente a esa otra forma de silencio, como secuestro de la verdad, que se da en las predicaciones en las que se hacen auténticos malabarismos para no hablar del demonio ni de sus actuaciones, ni de las tentaciones a que somete a las personas; este libro es elocuencia de una verdad que se ha formulado en la tradición, y que responde a una experiencia. Porque el demonio existe –dato de la Revelación, de la fe confesada y de la realidad como experiencia–; porque su acción es percibida; porque existe el Apocalipsis en la media en que existe el tiempo.

Fue Juan Pablo II quien dijera que «es preciso aclarar la recta fe de la Iglesia frente a aquellos que la alteran exagerando la importancia del diablo o de quienes niegan o minimizan su poder maligno» (13-VIII-1986). Hay quienes piensan que Satanás y los demonios serían solamente personificaciones míticas del mal y del pecado que oprimen a la Humanidad. Algunos consideran que, cuando Cristo se enfrenta a los demonios, se está confrontando con la creencia de sus contemporáneos, al menos en los modos de hablar.

Hay quienes añaden que la fe en Satanás corresponde a un estadio religioso primitivo o infantil. Otros piensan que, en la lógica actual, las consecuencias de la fe en el diablo –posesiones, brujería, satanismo, prácticas mágicas, sacrilegios– descalificarían tal fe. También los hay que, sin entrar en discusión sobre la existencia del demonio, sea de ello lo que fuere, opinan que no conviene hablar hoy de Satanás, que no vale para nada, y que sólo crea dificultades innecesarias para la fe. En la Biblia y en la tradición es evidente que «Satanás no es una pieza adicional o secundaria que pudiese ser eliminada sin perjuicio de la Revelación. Es el elemento esencial del misterio del mal. Es, ante todo, el Adversario por excelencia. Afiliarse a Jesucristo implica el renunciar a Satanás», según afirma un autor teológico.

Este libro es una sencilla y clarificadora glosa de la doctrina asentada de la Iglesia sobre el demonio, y síntesis de los documentos y rituales de exorcismos, contextualizados con innumerables citas de autores que han abordado esta cuestión. Un libro serio que quiere hacer un bien en una cuestión especialmente grave en la actualidad.

José Francisco Serrano Oceja (Α y Ω)
 
 
EL CORREAJE
ESPAÑA Y MI MENDA
JOSÉ ANTONIO EN EL QUE SIGO CREYENDO
Ediciones Barbarroja, Madrid, 2010
Adrián Oviedo
 
El autor de estas tres obras tiene mucho que contar respecto a sus vivencias personales, lo que hace a través de estos volúmenes en los que va desgranando sin reparos la España que ha conocido, con sus luces y sus sombras, como aportación al conocimiento de un tiempo que ahora se oculta, se ignora, se quiere sumir en el olvido para sustituirlo por otro nuevo, inventado, muy propio de los regímenes de izquierda que, valiéndose de todo tipo de medios, aportando una gran cantidad de demagogia, con una eficacia digna de mejores fines, es capaz de sustituir, sin encontrar apenas oposición, una historia verdadera por otra falsa, dar gato por liebre sin que el beneficiario lo advierta o sienta interés por conocer qué hay de verdad en lo que le cuentan, en implantar la mentira sobre la verdad con un cinismo y un desparpajo increíbles.

Adrián Oviedo, que sepamos, no es famoso en las letras aunque ha publicado varios títulos; mas no por ello está falto de méritos para enfrentarse con la pluma y el papel. Es Oficial Instructor de Juventudes, realizó estudios de Derecho, ha ejercido como profesor en colegios e institutos de Gerona, se licenció en Filosofía y Letras y estudió catalán, inglés y alemán en la Escuela Oficial de Idiomas, en un tiempo en el que los manipuladores se empeñan en extender que el catalán estaba prohibido.

Esta trayectoria le permite estar en contacto continuo con la juventud, donde estaba su vocación desde que fuera titulado como Jefe de Centuria en el campamento de Covaleda.

En El correaje relata su paso por el servicio militar obligatorio, la «mili», que tanto aportó a los jóvenes de España durante mucho tiempo, pues les permitió salir de su terruño, conocer otros lugares, hermanarse con gentes de diferentes partes del país, doctorándose en el amor a la Patria, en disciplina, en valores y principios, y, algo importantísimo, salir, en muchos casos, del analfabetismo proverbial que se producía en el medio rural. El autor cumplió su servicio militar en Regulares de Tetuán nº 1, donde llegaría a alcanzar el empleo de alférez dentro del reemplazo ordinario. En el libro relata, de forma novelada, las vicisitudes de un «quinto», con sus lados agradables y oscuros pero de los que, quienes hemos hecho la «mili», sólo llegamos a recordar luego los momentos afables, alegres y anecdóticos.

En España y mi menda va pasando por la España salida de la guerra, hundida y empobrecida hasta cotas hoy inimaginables, que produjo unas generaciones sacrificadas, trabajadoras, llenas de ilusiones, que privadas de casi todo, contemplaban con anhelo el futuro que iban consiguiendo día a día con esfuerzo y tesón, hasta configurar un pueblo de clase media nacido de otro casi analfabeto sumido en la miseria y el caciquismo, unas estructuras como nunca las hubiera anteriormente en España, y el orgullo de saber a su patria respetada en el concierto mundial de naciones.

Por último, en José Antonio en el que sigo creyendo, usando la forma de diálogo, comenta episodios de su vida entrelazándolos con los del fundador de Falange, donde se aprecia la influencia que éste tuvo en la configuración de su modo personal de pensar y actuar. Es el alegato sincero de quien, con su testimonio, desea transmitir, a las nuevas generaciones que van surgiendo, la verdad de la historia reciente que él ha vivido, y que los falsarios de la historia han manipulado y falsificado y presentan de manera distinta a cóomo fue y las razones que avalaron y avalan los hechos ocurridos, así como la destacada actuación de hombres y mujeres que fueron creando las condiciones adecuadas para que hoy disfruten esas nuevas generaciones una vida más plena, aunque no siempre bien aprovechada.

E. Álvarez

 
    Opciones
· Versión Imprimible
· Enviar a un Amigo
    Otros enlaces
· God
· God
· Más Acerca de Altar Mayor artículos


Noticia más leída sobre Altar Mayor artículos:
Altar Mayor Nº - 132 (6)