Bienvenido a la Hermandad del Valle
    Búsqueda


    Menú
· Inicio
· Presentación
· Estatutos
· Conversaciones
  en el Valle

· Convocatorias
· Recomendar
· Contacto
    Publicaciones
· Altar Mayor
· El Risco de la Nava
· El Brocal
TRES APUNTACIONES SOBRE TEMAS DE ACTUALIDAD
Antonio Castro Villacañas


1.-Memoria histórica

EL decanato de los jueces de Granada ha recibido ya un exhorto de don Baltasar Garzón por el que, dentro de la causa que ha abierto al régimen franquista –indudablemente política, pues está claro que los regímenes no delinquen–, el renombrado juez autoriza «el inicio de la exhumación de los restos humanos de Dióscoro Galindo y Francisco Galadí Melgar», enterrados junto al poeta Federico García Lorca por ser los tres «represaliados del franquismo». Tres cosas me llaman la atención en esta noticia: 1) que el impetuoso juez –o los periodistas que hacen públicas sus actuaciones– califiquen como autorización lo que en realidad es un mandato; 2) que ante la negativa de los familiares del poeta a remover sus huesos se haya usado el consentimiento de las familias de sus últimos acompañantes para abrir su sepultura y utilizar los restos de sus esqueletos; y 3) que tanto el celoso juez como los divulgadores de sus hazañas judiciales demuestren en sus escritos la inmensa ignorancia que tienen de nuestra reciente historia o la mala fe con que la utilizan, pues mal pueden considerarse víctimas o represaliados del franquismo quienes fueron asesinados en agosto de 1936 cuando un mínimo de rigor histórico nos dice que Francisco Franco carecía de todo tipo de poder en Granada por aquellas fechas, y que el franquismo –como régimen político o mandato unipersonal– no existió ni pudo existir antes del 1 de octubre de ese año, día en que la Junta de Defensa Nacional constituida tres meses antes por los militares sublevados en contra del gobierno de la República, y que había asumido la totalidad de los poderes de ésta, se los transmitió –totalmente también– al general Franco tras haberle elegido Jefe del Estado a construir en sustitución de aquella.

2. Elecciones presidenciales usacas

Escribo esta apuntación en la tarde del lunes 3 de noviembre. Aparecerá cuando ya conozcamos todos el nombre del nuevo presidente norteamericano. Adelanto que a mí me parece resultará elegido Obama, por la sencilla razón de que todo un complejo mundo de intereses se ha gastado varios millones de dólares en imponer a la opinión pública el candidato que mejor se ajusta a sus conveniencias. Digo también que a mí me da casi lo mismo cuál sea el resultado, aunque me gustaría algo más que venciera McCain, pero solo por la rabieta que ello provocaría en nuestra izquierda. De verdad, de verdad, lo que a mí me interesa de estas elecciones es si contribuirán o no a que se haga realidad la generalizada opinión de que los Estados Unidos perderán tras ellas, aunque no como consecuencia de las mismas, su papel de superpotencia directora e impulsora del sistema global económico capitalista. La crisis financiera forjada en Usa y desde Usa transmitida al primer y al segundo mundo, y la alta probabilidad de que acabe en una recesión mundial, alientan las profecías de quienes hablan de los últimos días del capitalismo, de la caída del imperio romano y del comienzo –a partir del año nuevo– de un siglo XXI que a diferencia del XX no será usaco. Verdad es, y ciego será quien no lo vea, que la democracia capitalista está muy herida desde los últimos años del siglo XX, pero me parece muy exagerado anunciar –y mucho más aún celebrar por anticipado– su próxima muerte. Hace 20 años un pensador afecto a tal fórmula de gobierno, llamado Fukuyama, afirmó que gracias a ella habíamos llegado al final de la Historia: nada nuevo y mejor podíamos encontrar los humanos para vivir en paz dentro del mundo. A mí siempre me pareció esta afirmación demasiado exagerada. Los hechos parecen confirmarlo. El mundo necesita disponer cuanto antes de reformas ideológicas, económicas y sociales capaces de afrontar y superar la creciente potencia china, basada en un capitalismo de Estado de partido único y limitadas libertades, así como la decreciente –pero posible reforzada– potencia usaca y europea sostenida por un sistema estatal capitalista de dos partidos y amplísimas libertades ofensivas de valores permanentes y cultivadoras de un relativismo ilimitado.

3. Futuro

Hace unos días se cumplieron 75 años de que José Antonio proclamara desde el madrileño Teatro de la Comedia la posibilidad de crear una España y un mundo cohesionados, con adecuado crecimiento cultural y económico, y con un ordenamiento social protector y alentador de todas las libertades y realidades humanas no atentatorias contra el bien común... Este sueño de unidad y trabajo pervivirá mientras los españoles, los europeos, todos los humanos, no encuentren los líderes con voluntad política y posibilidades económicas de encabezar tal paso. Me atrevo a pronosticar que nada de ello saldrá de la reunión prevista para el próximo día 15 en Nueva York o en Washington.
 
EL CINISMO DE CARRILLO: «No me siento responsable de lo de Paracuellos»
MinutoDigital.com

El ex dirigente del PCE, Santiago Carrillo, ha sido entrevistado en Els Matins de TV3, donde ha presentado su libro La crispación en España, que ha justificado en el hecho que «hay que traspasar a las nuevas generaciones lo que hemos vivido. Hay gente joven hoy que casi no sabe que Franco existió y hay que conocer la historia para no equivocarse otra vez».

Tal como recoge e-noticies.cat, Carrillo ha manifestado que «el arrepentimiento no es una categoría política», además de remarcar que «no tengo que cambiar gran cosa de lo que he hecho en mi vida». El ex líder comunista ha lamentado haber padecido la «enfermedad infantil del izquierdismo» y ha reconocido que «he tenido en mi juventud actitudes ultra izquierdistas y me equivoqué».

Sobre los hechos de Paracuellos, el ex secretario general del PCE ha expresado que «sigo sintiendo que sí cometí algún error fue no saber proteger el convoy de evacuados, pero no había fuerzas para ello. No me siento responsable, y si tengo alguna responsabilidad por omisión, 40 años de exilio ya es una condena muy fuerte y seria». «Cuando volví en el 76 había vivido mucho más en Francia que en España», ha añadido en este sentido.

Por otra parte, Carrillo ha explicado que «la Guerra Civil fue planeada como un avance de la Segunda Guerra Mundial, se pudiera haber evitado». «El 18 de julio el pueblo derrotó a los sublevados. Cuando algunos sublevados pensaban que ya habían fracasado, intervinieron los alemanes y los italianos», ha recordado.

En referencia a la actualidad, el ex líder comunista considera que «la crispación ha aumentado con las marchas de los obispos y el PP sobre Madrid». «La actitud de la oposición y de Rajoy sigue siendo la de Aznar», ha lamentado, además de apuntar en esta línea que «para ellos la cuestión es echar a la izquierda. La derecha se piensa que le toca el poder por derecho divino». «En España nos falta una derecha de tipo europea, autónoma de la Iglesia», ha sentenciado.

Carrillo también ha asegurado que «hay espacio a la izquierda del PSOE, pero IU no es capaz de ocupar ese espacio. Salió como una carátula del PC, no como una representación de la unidad de la izquierda. Se ha dividido en familias, sin vocación de abrirse». «Hace falta una nueva izquierda, hay que refundarla», ha propuesto.

¡y siguen publicando a este individuo libros y bailándole el agua! ¡Increíble! ¡Qué España ésta!

 
CABRA, 1938: EL GUERNICA DE LA REPÚBLICA
Elmanifiesto.com


En tal día como este 7 de noviembre, la ciudad cordobesa de Cabra fue bombardeada en 1938 por la aviación de la República. Era un lunes, día de mercado, lo que hizo aumentar el número de víctimas: 101 muertos y más de 200 heridos. ¿Constituía la ciudad de Cabra un objetivo militar? No. ¿Estaba situada Cabra en las proximidades del frente? No, estaba muy lejos. ¿Se conocen las razones de tal brutalidad? No, se ignoran por completo.

Hasta tal punto se ignoran los motivos del bombardeo que uno se pregunta… si no sería por celebrar el día 7 de noviembre, aniversario de la revolución soviética, de la cual procedían, por cierto, los tres aviones Katiuska SB-2 que sembraron la muerte aquella fría mañana de noviembre.

No nos ensañemos, por favor, con lo que, setenta años después, convendría, desde un lado y desde el otro, cerrar una vez por todas.

Pero están empeñados en no cerrarlo, en seguir echando sal y más sal en la herida (pregúntenselo, si no, al juez Garzón, que acaba, por cierto, de recibir un primer revés en la Audiencia Nacional; algo es algo, aunque sea poco).

¿Quiénes están empeñados en mantener abierto un conflicto del que pronto ya no quedará vivo ni uno solo de sus combatientes? Sólo está empeñada en tal locura una fracción, es cierto, de la sociedad española —pero llevan la voz cantante— identificada ideológicamente con el bando de quienes perdieron la guerra.

Por ello no toca más remedio que recordar hechos como el de Cabra.

¿Recordarlo?… No, darlo a conocer, pues la masacre cometida en Cabra es casi totalmente desconocida por la opinión pública española, y ya no digamos por la internacional. Exactamente todo lo contrario de lo que sucede con el bombardeo de Guernica, igual de condenable, ni que decir tiene, que el otro, y cuyas víctimas (tan inocentes como las de Cabra) alcanzaron una cifra muy parecida a los muertos de la ciudad andaluza.

Lo que pasa es que ni había en el bando nacional un Picasso, ni se caracterizaron sus propagandistas por la habilidad que siempre han mostrado los de la República, o por la desfachatez con la que los apologistas de Guernica elevaron a miles las cifras de víctimas.
 
BORAU, EL GIRALDILLO Y UN PERRO
Miguel Ángel Loma


El Festival de Cine de Sevilla le ha concedido el Giraldillo de honor al cineasta José Luis Borau como premio a toda su filmografía. Imagino que entre los méritos reconocidos a Borau, se habrá valorado como merece su exitosa película «Furtivos», donde la actriz Lola Gaos mataba a palos (realmente, sin ficción alguna) a un pobre perro; claro que esto se hacía por exigencias del guión y para no restar dramatismo a la escena... Es lo que tiene pertenecer al selecto grupo del progresismo cultural: que lo que para otros sería un imperdonable acto de brutal inhumanidad, para el progre se transforma en una valiente trasgresión creativa que te puede catapultar hacia la fama. No sé por qué, pero cada vez que premian a Borau siempre me acuerdo de aquel pobre perro apaleado hasta la muerte para mayor gloria del «arte» cinematográfico y vergüenza del género humano.
 
GAFAS DE VER UNIVERSOS
Arturo Robsy


Muchos se electrizan, como ámbar con insecto antediluviano, cuando oyen o leen cosas que no recuerdan. No han tenido hictus. No han olvidado leer. Tampoco la tabla de multiplicar ni el Padrenuestro, pero demasiadas veces tienen que especular e inducir de qué le están hablando. Y es que no se adaptan a un universo que se menea como en un Baile de San Vito. Mundo coctelera.

Alguien ha dicho, y debo haber sido yo, que cambiar el nombre es cambiar la historia. El nombre sólo. Bastaría con llamar los Papá Noeles a los Reyes Magos para que se acabara definitivamente la memoria de dos mil años. ¿Y si llamamos, a la guerra de los cien años, la Guerra Franco-inglesa? ¿Cómo nos orientamos en tanto la nueva nomenclatura pasa a los libros? ¿Y a Jesús, Josué, que es el mismo nombre?
Las brújulas trastornadas aumentan. Los lapsos crecen, las memorias menguan. No ha mucho que caí en la tentación de ver un Telediario de TV1, con Milá pasando las consignas. «Hoy –dijo– es el aniversario de la "Noche de Los cuchillos largos", cuando comenzó la persecución de los judíos en Alemania y les rompieron los cristales de las tiendas y les sacudieron a modo».

Hasta ayer muchos creyeron que aquélla fue la noche de los cristales rotos. Lo de los cuchillos, o algo por el estilo, fue cuando les dieron fuerte a las S.A. nazis. Pero el caso es que, ya, nadie sabe nada a ciencia cierta y titubea, se hace cruces si no es laico cabezota, o sea, lego, o, sencillamente, ni supo qué fue la Noche de los Cristales Rotos, ni la de los cuchillos largos, ni lo sabrá porque poco le importa.

Como estas cosas pueden ser verdad; como a lo mejor es que nos están normalizando las cosas según se dicen en Europa, que es como convienen decirse, hay que ir con cuidado. Osborne, además de los coñaques que ayudaron a ganar la guerra civil, escribió «Mirando hacia atrás con ira», en otro cuerpo y en otra época.

Pero el caso es que la ira va hacia atrás. Hoy se odia por el ayer, nada inhabitual entre los hombres. Pero cuando es el Estado quien lo hace, las cosas cambian, porque el Estado no es hombre sino máquina y no ha de tener hechos favoritos, ni aunque se los invente. Si se legisla contra 1936 ó 1939 ó 1960, andamos todos tirando piedras a la luna, gastando en mitos lo que debiera ir en cultura y civilización no aconchabada.

Poco satisfecho, el Milá del Telediario, volvió sobre la historia, que es ahora la cháchara preferida de la politicada. Franco creó en 1961, el mayor foco de contaminación del Mediterráneo, porque permitió que la Multinacional Peñarroya, vertiera al mar los desechos de las minas de La Unión, dejando inservible para la especulación una hermosa playa.

Cosas de Franco, sin duda. Catorce años ensuciando el mare nostrum –de ellos– y eso debía decirse, a ser posible en vísperas del 20-N, antifiesta de guardar. ¡Catorce años de guarrería! Sí, pero resulta que enseñaron documentales de finales de los ochenta donde los de Green Peace todavía se quejaban del desagüe de metales pesados «de Franco», aunque entonces llevaba mucho siendo asunto de Felípez. Parece, en suma, que ahora se está arreglando el chorro contaminador, aunque no del todo aún. Pero fue Franco, ¿eh? Que conste.

Y sale luego, días después, el ex Solchaga, que se apellida como general fascista, y comete una cita histórica de gran intensidad. Hablaba de la «refundación» del capitalismo y dudaba en segundo plano. «Como dijo Manzoni –soltó– no se puede echar vino viejo en odres nuevos». Puede que lo dijera también Ludovico Ariosto o algún monarca merovingio, meroveando a su modo. Pero no me lo sabía y siempre atribuí el «copyright» a Jesucristo, de donde se deduce que se me han estropeado las gafas de ver universos en decadencia y paraísos artificiales hechos-a-sí-mismos.

Lo más extraño al hombre es el hombre. O sea, sabemos que un gato es un gato. Lo mismo que un hipopótamo, caballo de río. Lo que no sabemos es si el hombre de delante es de la Condición A o de la B, ni qué pretende cuando dice ni qué busca cuando saca la gaita. De ser filósofo lo podría en latín eclesiástico (Hobbes, guaita). «El hombre es el hombre del hombre», si es que se puede entender de algún modo. Pudiera redactarse con más agudeza: «El hombre es el socialista del Hombre». De otro modo además: el hombre enjambra. Pero en su avispero mandan los zánganos, nutridos con jalea eterna. Por eso la tontería es de más larga duración que la sabiduría. Los tontos están en contra.

Para que se sepa y no sorprenda la carga de la brigada internacional contra la historia, ha de saberse que, en origen, en griego, significaba «sabiduría». Y, sabios, no. Están cansados, desde hace siglos, de «tipos listos».

Lo que diga la historia sabia dentro de cien años –si es que ya se han desintegrado– será digno de leerse. A ver si alguien escribe la Historia del Futuro, que bien previsible es. En cualquier caso, Fernando VII y Don Oppas se van a quedar chiquitos.
 
«ETA no se cruzará de brazos ante el ataque terrorista a Euskal Herria»
Gara

 

En En esta ocasión, metidos en temas como la crisis o los dislates del juez Garzón, no le han prestado demasiada atención al comunicado de ETA. Ciertamente lo que hay que prestar a ETA no es atención sino actuación, y parece que el Gobierno lo está haciendo buscando lavar la cara por ese lado mientras busca y encuentra caminos alternativos en pos de sus fines.
Gara

ETA dice que «la resistencia seguirá mientras los derechos de Euskal Herria no sean reconocidos y respetados. Se sentarán de nuevo. Les haremos sentarse de nuevo para reconocer los derechos de Euskal Herria de una vez por todas». La frase se incluye en un comunicado remitido a GARA en el que reivindica diez atentados, incluido el último de Iruñea, y en el que valora extensamente la situación política y económica.

DONOSTIA-. El comunicado de ETA remitido a GARA, que puede leerse en su integridad en la página web, valora cuestiones como la ofensiva represiva de los estados español y francés, el décimo aniversario del Acuerdo de Lizarra-Garazi, los movimientos políticos en Nafarroa, el acercamiento del PNV al PSOE, los comicios al Parlamento de Gasteiz o la crisis. El primer punto abordado se titula «Los nuevos pasos de España y Francia en su apuesta represiva». Y en él ETA afirma que «no se quedará de brazos cruzados ante el ataque terrorista global que sufre Euskal Herria».

Alude, en concreto, a episodios como las ilegalizaciones de EAE-ANV y EHAK, el encarcelamiento de miembros del movimiento pro-amnistía, la prohibición de movilizaciones, las «razzias» en Nafarroa o las redadas en los tres herrialdes del norte. Para ETA, los dos estados pretenden con ello «cerrar todas las puertas a la izquierda abertzale», «asustar a sus militantes» y «presionar» a los presos políticos vascos. Y, en este contexto, anuncia que «la resistencia contra la opresión seguirá mientras los derechos de Euskal Herria no sean reconocidos y respetados».

El texto hace un breve repaso histórico en el que acusa al PSOE de mantener la línea fracasada de gobiernos anteriores: «Dicen que ha pasado la última oportunidad de este pueblo, que no nos queda más que rendirnos. Antes fueron Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo-Sotelo quienes dijeron que se podía acabar con ETA policialmente, y después Felipe González y José María Aznar. Ahora le toca el turno a José Luis Rodríguez Zapatero. Pero todos ellos se fueron por donde habían venido y nuestro pueblo sigue aquí: De pie y vivo. Se sentarán otra vez –prosigue ETA, en clara referencia al último proceso de negociación–. Les haremos sentarse otra vez para reconocer de una vez los derechos de Euskal Herria».

Lizarra y marco democrático

En la última parte de este largo comunicado, ETA vuelve sobre esta cuestión, al hilo del reciente décimo aniversario de la Declaración de Lizarra-Garazi. Reivindica aquellos contenidos como la clave para alcanzar la resolución del conflicto político: «Que los mandatarios y políticos profesionales no se engañen, y que dejen de intentar engañar a la ciudadanía. El problema no es ETA. La solución al conflicto radica en el reconocimiento de los derechos de este pueblo», dice. Emplaza, en consecuencia, a abandonar el intento de victoria policial y a «recurrir a los contenidos de Lizarra-Garazi. Construyamos un marco democrático basado en la autodeterminación», propone la organización armada.

En esta «actualización de la reflexión» sobre Lizarra, ETA se pregunta dónde están hoy los partidos y agentes que firmaron aquella declaración: «Algunos en una involución política abertzale, y otros –como se mostró en el proceso de negociación– sin querer adoptar compromiso ni responsabilidad alguna», se responde.

Anteriormente, el texto incluye un apartado dedicado a valorar la posición del PNV y otro referido a la situación en Nafarroa. Sobre los jelkides dice que tratan de cerrar un «acuerdo estratégico» con el PSOE, no diferencia las posiciones de «Urkullu y Egibar» y recalca que el partido ha hecho suya la línea marcada por Josu Jon Imaz, si bien lo ha apartado de la dirección «porque alejaba los votos».

ETA se muestra especialmente crítica con la decisión del PNV de apoyar los presupuestos del Gobierno de Zapatero, tras referirse al presidente español como «el impulsor de las ilegalizaciones, el principal responsable de la ruptura del proceso de negociación y quien ni siquiera estuvo dispuesto a aceptar la consulta fraudulenta de Ibarretxe».

Pasando a Nafarroa, la organización armada llama la atención sobre el hecho de que PNV y UPN compartan ahora socio: el PSOE. Dice que el partido de Miguel Sanz ha tomado este camino «para no perder el poder» y destaca que el PSN haya preferido quedarse «a la sombra» antes que formar otro gobierno con Nafarroa Bai.

Respecto a esta coalición, constata que está jugando el papel de «arrinconar a la izquierda abertzale». Le acusa de criticar a ETA «más alto que nadie» mientras calla ante la represión o la opresión al euskara. Así las cosas, concluye que «por ahí no vendrá ninguna alternativa que tome en cuenta a Euskal Herria. La única alternativa en Nafarroa sigue ilegalizada y reprimida».

Las elecciones y la crisis

El comunicado denuncia además las posiciones ante la cita electoral en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. Al PNV le pregunta ETA «qué va a ofrecer ahora Ibarretxe» y recalca que «ya ha hecho el guiño al PSOE». A este último le reprocha que recurra al euskara como operación «estética», pero que lo haga negando a la vez la existencia de Euskal Herria, de modo que «parece casualidad que se hable en euskara en Tudela, Maule o Lekeitio; podría ser igual en Valladolid o Murcia». Respecto a Aralar, IU y EA, cree que siguen buscando «pescar» votos de la izquierda abertzale y critica que en el tema de la consulta hayan revertido el concepto del «pase foral»: «No se acata, pero se cumple».

La situación económica también tiene capítulo propio. ETA subraya que «la verdadera crisis es la del capitalismo» y acusa a Sanz e Ibarretxe de desentenderse de los trabajadores.


El Risco de la Nava: El Risco de la Nava Nº - 436
Friday, 14 November a las 18:02:52

El Risco de la Nava

GACETA SEMANAL DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS
Nº 436  –  11 de noviembre de2008

SUMARIO

  1. Tres apuntaciones sobre temas de actualidad. Antonio Castro Villacañas
  2. El cinismo de Carrillo. Minuto Digital
  3. Cabra, 1938: el Guernica de la república. ElManifiesto.com
  4. Borau, el giraldillo y un perro. Miguel Ángel Loma
  5. Gafas de ver universos. Arturo Robsy
  6. «ETA no se cruzará de brazos ante el ataque terrorista a Euskal Herría». Gara


  
 
    Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo Enviar a un Amigo

Disculpa, los comentarios no están activados para esta noticia.