El Risco de la Nava - Nº 140
Fecha Miércoles, 20 noviembre a las 15:38:25
Tema El Risco de la Nava


GACETA SEMANAL DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS
Nº 140 – 12 de noviembre de 2002

SUMARIO

  1. Ahora un guardia, por Ángel Palomino
  2. Paraísos perdidos, por Miguel Ángel Loma
  3. Traumas retroactivos, por Aquilino Duque
  4. Centro reformismo y crioconservación, por Eulogio López
  5. Galería de pendejos: Monseñor Setién. Odón Elorza, por Alvarfrías
  6. Comentarios, por Españoleto


AHORA UN GUARDIA
Por
Ángel Palomino

La homosexualidad ya no es lo que era; desde que en años sesenta, empezaron a utilizarla los políticos, ha evolucionado hacia la pura política. Dramas y alegrías personales aparte.

En España, las recientes y sonadas salidas de armario son obra de una eficaz organización dedicada a la utilización política de la antes yacente y callada minoría homosexual.

El orgullo gay, las reivindicaciones de derechos, las campañas de información a la sociedad de la existencia de homosexuales -algo que todos sabíamos- son objeto de explotación mediante el adecuado empleo de ciertos recursos de táctica política. En todos los partidos de un extremo a otro del arco parlamentario, existe ya la figura del líder –concejal, diputado, dirigente- que enarbola el banderín de enganche del voto homosexual y promete ocuparse en arreglar lo de las adopciones de niños, lo del matrimonio y, si hace falta, lo del divorcio, que falta hará porque los homosexuales también son bastante dados a la infidelidad y el adulterio.

La táctica de los activistas invertidos consiste en exigir que la sociedad acepte al homosexual. Planteamiento falso y demagógico: es el homosexual quien ha de aceptarse a sí mismo; y ahí está la dificultad: no puede.

El guardia civil de Baleares pide casa de matrimonio para él y su novio e inmediatamente causa baja por depresión. El otro guardia civil –éste de Málaga- se dice que vive con su cónyuge de hecho y que piensa pedir también casa cuartel. Después nos enteramos: lleva cinco años de baja por depresión.

No están deprimidos por ser guardias civiles, sino por ser homosexuales. La depresión es respuesta psíquica al fracaso del homosexual en sus intentos de ser un hombre normal. Sí, normal. El homosexual sufre intentando liberarse de su monstruosa inclinación.

Pido perdón a los homosexuales por el uso -que a sus dirigentes les parecerá insultante- de las palabras «normal» y «monstruoso».

He visto a homosexuales besándose apasionada y sensualmente, en la boca: eso no es normal. Y hay una realidad en la práctica sexual: utilizan para la consumación del noble ajetreo erótico y para lo que en las parejas normales acompaña al acto noble de la procreación, el tracto final y escatológico del aparato digestivo: el de los otros desahogos. Eso es monstruoso.

Pero la táctica funciona: tienen de su parte a las televisiones, la prensa, los intelectuales orgánicos, los comprometidos, y les temen los gobernantes. Son una minoría: ellos dicen que en España, el 10%. Suponiendo que exageran -como los manifestantes de izquierdas- y son sólo el 4%, serían un millón seiscientos mil. Podrían decidir la mayoría en unas elecciones.
 

PARAÍSOS PERDIDOS
Por Miguel Ángel Loma

Yo entiendo, en el sentido más heterosexual del término, que la labor de titular noticias y reducir a las mínimas palabras el contenido de una información no es tarea fácil, y que por eso no siempre se logra. A veces, por la razón que sea, se manipula interesadamente el titular, y otras, por la propia naturaleza del hecho noticiable, no se consigue la exacta adecuación entre el contenido de la noticia y el mensaje lanzado desde el titular.

Algo de esto ha sucedido con una comentadísima noticia cuyo titular apareció en todas las portadas de los periódicos españoles. Así, unos decían: «Las parejas homosexuales podrán vivir en las casas cuartel de la Guardia Civil», un titular que podría interpretarse como una generosa invitación a ocupar las casas cuartel por cualquier pareja homosexual, o incluso invitar a que alguna pareja intentara hacerse pasar fraudulentamente por homosexuales con tal de conseguir vivienda. Para salvar esta errónea interpretación, otros cambiaban el orden de esas mismas palabras diciendo: «Las parejas homosexuales de la Guardia Civil podrán vivir en las casas cuartel», pero también este titular inducía a error porque parecía que calificara de homosexuales a todas las parejas de la Guardia Civil, cosa que podría molestar a algunos (ya se sabe que todavía quedan reductos de gente muy reaccionaria, sobre todo en los cuarteles). Quizás lo más exacto hubiera sido decir algo parecido a: «Los Guardias Civiles que sean homosexuales podrán vivir con sus parejas en las casas cuartel»; un titular que de todos modos, no deja de encerrar cierto sentido equívoco.

La dificultad de titular la noticia anterior radica en la ambigüedad de la palabra «pareja» referida a la Guardia Civil, algo que en España siempre ha sido motivo de chascarrillo. Si a pareja y Guardia Civil añadimos el término «homosexual», pasa la cosa del verde al rosa. Esta dificultad es casi equiparable a la de convencernos, como tanto pretenden progresistas de derechas, izquierdas y centro, delante y detrás, un, dos, tres, que tal noticia constituye una nueva conquista en las libertades democráticas.

No me cabe duda de que el hecho de que un Guardia Civil homosexual y su pareja amatoria, adquieran el mismo derecho a vivir en una casa cuartel que otra arcaica pareja formada por hombre y mujer, es un nuevo signo de avance y progreso; pero avance y progreso hacia aquel mítico «paraíso» perdido que tuvo el nombre de Sodoma, y cuya silueta se adivina a la vuelta de la esquina.

Muchos sociólogos, filósofos y pensadores de esos que se dedican a mostrarnos cómo será la sociedad del futuro, auguraban que la mujer sería la gran protagonista del siglo XXI. Modestamente disiento: lo serán, ya lo están siendo, los homosexuales. Y eso que la cosa no ha hecho más que empezar. Pero como no hay mal que por bien no venga, quizás haga falta que lleguemos a refundar Sodoma para que la civilización occidental reconsidere las cosas y dé un definitivo golpe de timón, colocando la defensa de la dignidad humana como un valor fundamental de sus actos y sus leyes. Llegado ese momento quizás haya que recomenzar desde lo más elemental, incluso explicando las instrucciones de uso de los órganos genitales y cuál es la función de los esfínteres.
 

TRAUMAS RETROACTIVOS
Por Aquilino Duque

La hipocresía de los que, con el pretexto de la reconciliación, hurgan a mansalva en las heridas del pasado, trata de justificarse con el argumento de que en el régimen anterior se hiciera otro tanto. Se trata, pues, de emular al régimen anterior en algo que a muchos, entre los que me cuento, nos resultaba desagradable, porque era una manera de seguir teniendo por enemigos a los vencidos en la guerra civil. Dicho sea de paso, no conozco ninguna guerra en la que además de vencer, se convenza al vencido. Si embargo, esa memoria ingrata se explicaba después de una guerra como la que dio el ser al régimen anterior. Ahora bien, al régimen actual no le dio el ser ninguna guerra, sino el propio régimen anterior, cuyas instituciones se abrieron para dar cabida en ellas a los excluidos hasta entonces. Yo comprendo que es muy amargo para un demócrata empedernido reconocer que el régimen de derechos y libertades de que disfruta procede «sin traumas» del mismo régimen que, si no negaba, al menos restringía bastante esos derechos y esas libertades; que esos derechos y esas libertades no las conquistó con las armas de una Résistence que no existió y una Libération sin ejércitos extranjeros. De ahí que resulte tan patológico, por no decir otra cosa, este rencor póstumo a quien se le debería agradecer lo mismo que no se le perdona.
 

CENTRO REFORMISMO Y CRIOCONSERVACIÓN
Por Eulogio López

Tomado de «Hispanidad», 12 noviembre 2002

No podía saber yo a qué se refería José María Aznar en el acto de refundación de FAES, su nuevo centro de trabajo y laboratorio de ideas del Partido. (Por cierto, muy buena la simbología del acto: el PSOE reúne a 25.000 personas en una plaza de toros, el PP a 400 vips en un hotel de lujo de Madrid). Decía que no estoy seguro de a lo que se refería Aznar cuando hablaba de pensar desde el centrismo. Sospecho que él tampoco lo sabía, pero al final, la luz se hizo.

Porque al mismo tiempo que Aznar se preparaba el cocido futuro, desde el que poder presionar a su sucesor, su ministra de Sanidad, Ana Pastor, se reunía con la llamada Comisión Nacional de Reproducción asistida (ya lo de «nacional» suena fatal).

A pesar de sus siglas, la CNRA no es un cuerpo para policías, sino para científicos: una monumental estafa puesta en marcha por el ínclito Romay Beccaría y certificada ahora por Ana Pastor. Estafa porque a nadie se le permite que para decidir sobre los cerca de 40.000 embriones humanos congelados que existen en España, se nombren a representantes de las clínicas Div, que son las que poseen los embriones a los que con tanto fervor desean meterles mano, más bien bisturí o rayo láser.

Pero no nos perdamos. Centrismo es que doña Ana se reúna con esta panda de paracientíficos, interesados en financiar su negocio (por el futuro de la investigación científica, naturalmente) y decida que todavía no se va a mezclar en el asunto de la clonación terapéutica, pero que todo se andará y que acepta el embarazo de seres humanos a partir de ovocitos congelados. Lo que, en román paladino, significa otra vuelta de tuerca a la barbaridad de la fecundación artificial: a partir de ahora, el concepto de paternidad y maternidad pierden su sentido primigenio: lo que importa es fabricar niños, de padre desconocido, madre semioculta y, probablemente, úteros de alquiler. Naturalmente, los gerentes del negocio no están pensando en aprovechar embriones inviables (inviables porque ellos los han hecho inviables fecundando una enorme cantidad de óvulos) sino pensando, qué humanitarios, en proporcionar niños (auténticos niños de alquiler) a parejas homosexuales. Es decir, más huérfanos biológicos. Son paracientíficos, pero muy buenos gestores, siempre a la búsqueda de nuevos mercados.

O sea que eso es centrismo: se comienza entreabriendo la puerta, luego se abre del todo, finalmente la ventana, y al final tenemos al ladrón instalado en casa. Lo del centrismo aznariano recuerda aquella frase de «no se puede estar un poquito embarazada ni ser un poquito maricón: o se está o no se está». No, no son palabras duras: lo duro es lo que hacen cada día las clínicas representadas en la CNRA: CEFER, Dexeus, Instituto Valenciano de Infertilidad, etc.

Y así, el centro reformistas ABC nos informa de que en la Comisión «había cundido el desaliento», pero ahora que el Gobierno Aznar piensa legislar, es decir autorizar, la crioconservación, su fe en el centro reformismo se ha renovado. Me imagino que el doctor Mengele debió sentir algo muy similar cuando Hitler se quitó la última careta y autorizó la «solución final».

Porque, miren ustedes, una vez puesto en marcha, hay algo aún más difícil de cerrar que una institución: un negocio, un mercado. Los campos de exterminio no hubieran alcanzado el apogeo mortuorio que alcanzaron si no fuera porque los oficiales nazis comenzaron a hacer negocio con la vida de sus prisioneros, cuyo trabajo aprovechaban hasta la muerte y cuyos cuerpos se utilizaban para hacer jabón. De la misma forma, bueno, de una forma más quirúrgica, más higiénica, con la misma bata blanca que utilizan los pediatras, la cultura de la muerte ha convertido el aborto y el FIV en un mercado, y aspira a multiplicar sus segmentos de negocio con la clonación. Como se trata de algo científico, el mejor cliente es el Estado, mientras se desarrollan las técnicas de matanza necesarias para que, en un futuro próximo, los clientes sean particulares y masivos.

Doña Ana, cierre el grifo de la reproducción asistida de una santa vez, prohíba la opera bufa de la FIV, porque ese grifo es la madre de todas las batallas y la madre de todos los engendros. Si se siguen fabricando seres humanos que se meten en un congelador el problema no continuará: se agrandará. Por puro sentido común y por puro centro reformismo.
 

GALERÍA DE PENDEJOS
Por Alvarfrías

MONSEÑOR SETIÉN

En más de una ocasión monseñor Setién se ha asomado a nuestra Galería por manifestaciones hechas sobre sus inclinaciones nacionalistas. En algunas ocasiones la Conferencia Episcopal Española defendió o disculpó a monseñor Setién por sus expansiones nacionalistas, manifestaciones que incluso él mismo explicaba cínicamente como que no habían sido correctamente interpretadas.

Ahora nos llega una información que había sido guardada sigilosamente en el silencio: monseñor Setién es asesor de Ibarretxe, junto con otros pro nacionalistas y pro etarras.

Definitivamente, monseñor Setién es un pendejo.

Para mayor abundamiento reproducimos un pequeño artículo de Carlos Martínez Gorriarán aparecido en el diario ABC el pasado día 11.

MONSEÑOR SETIÉN, ASESOR DE IBARREXE

El lendakari Ibarretxe cuenta con un consejo áulico que desde hace tiempo asesora sus pasos a ninguna parte. Esa especie de sanedrín está formado por sujetos que desprecian el sistema liberal-democrático y pretenden inventar una auténtica democracia vasca, un régimen que garantice al nacionalismo hegemonía ilimitada e indefinida en el gobierno de -por lo menos y a falta, de territorios menos dispuestos- la Comunidad Autónoma Vasca. La Libre Asociación es la última ocurrencia al respecto. Quienes conocen bien a Ibarretxe afirman que no es un hombre dado a la especulación teórica, que deja en otras manos mientras él aporta su inflexible voluntad de imponer contra viento y marea el programa máximo de su partido. La ocurrencia de la Libre Asociación ha salido del consejo formado, entre otras celebridades, por Jonan Fernández, coordinador de Elkarri con pretensiones de mediador profesional y promotor de la fracasada (y carísima para el contribuyente) Conferencia de Paz a la irlandesa; Ramón Zallo, catedrático y miembro de Zutik, grupo antisistema integrado hace poco en Batasuna y a quien sus principios anticapitalistas no han impedido gozar de un suntuoso sueldo de Viceconsejero de Gobierno hasta que el indiscreto Boletín Oficial de la CAV destapó el pastel. También está, como acaba de revelarse, monseñor Setién. A la vista de su trayectoria, la presencia de monseñor Setién en el sanedrín de Ibarretxe no puede sorprender a nadie: lo asombroso sería su ausencia. Sin duda tiene monseñor abundante disponibilidad desde que traspasó la diócesis guipuzcoana a otro buen cura nacionalista, monseñor Uriarte. Ahora puede dedicar más tiempo si cabe a defender la prepotencia nacionalista. Estemos tranquilos: cuando la obstinada realidad lleve la Libre Asociación a su previsible fracaso, monseñor Setién y sus colegas áulicos alumbrarán otro hallazgo imposible. Quizás una formula inspirada en la del Vaticano, que ya fue denunciada por Indalecio Prieto durante la agonía de la Segunda República y que el PNV intentó negociar con Mussolini mediante la rendición de Santoña. Tras el fracaso de fórmulas inspiradas en el Ulster; Quebec y Puerto Rico (sin olvidar las islas Aland, cuya plenitud democrática descansa en que posee servicio de correos propio, como ha descubierto Joseba Azkarraga), ¿por qué no un Batikano vasco, un territorio soberano exclusivamente para la iglesia nacionalista?; ¿no seria esta otra notable contribución del clero vasco a la caridad y la paz bien entendidas? Total, mientras el cepillo repleto dé para subvencionar todos los experimentos... por probar que no quede.
 

ODON ELORZA

Este señor, que es alcalde de San Sebastián, acaba de defender la celebración de un referéndum en el País Vasco al estilo de Québec.

Pero no dice nada de por qué un hotel de Zarauz niega sus locales para un acto del PP por temor a ser represaliado por ETA.

Tamaño majadero no es la primera vez que viene a la Galería; ni será la última, lamentablemente.
 

COMENTARIOS
Por Españoleto

DOÑA ANA SUELTA LA LENGUA

La Ministra de Asuntos Exteriores ha advertido, urbi et orbe, que la UE no es cristiana. Y que, por ello, no le hace ascos a la posibilidad de admitir en la misma a una Turquía islámica (¿o islamista?).

Con absoluta coherencia con las últimas dos décadas de nuestra historia. Y un poco menor con los últimos catorce siglos de esa misma historia, pero eso es una cuestión menor, que nunca debe alterar el correcto pensamiento de una lúcida cristiana demócrata, como es ella.

¡Pobre de aquél que se sienta desamparado con estos ministros, porque la alternativa que ofrece la Oposición es aún peor!
 

EL CATOLICISMO «LIGHT»

El autor americano del último libro sobre el Papa denuncia el Catolicismo americano, que califica como «light», de los años setenta y ochenta, como causante de la debilidad actual de aquella Iglesia. Y apela a una auténtica crisis, reclamando santidad como única salida de esa situación actual de debilidad, desconcierto y escándalo. Y denuncia preferentemente a los obispos, que han transformado su papel apostólico y profético en el de meros administradores y solucionadores de conflictos con simples componendas, evitando siempre las confrontaciones.

Un diagnóstico que sería también aplicable en muchos terrenos más próximos a nosotros.
 

CONTINÚA LA CAMPAÑA

El Semanal, del grupo Correo, publica un reportaje principal sobre los campos de concentración españoles desde 1937 (sólo los del bando nacional) hasta 1942. Dice lindezas tales como que «sirvieron de experimentación para los campos nazis» o que murió la gente a miles, y que se trató a todos inmisericordemente, que desaparecían personas… Todo forma parte de la campaña de desinformación acerca de nuestro pasado reciente, procurando descalificarlo. Pese a que se desprestigia por los propios testigos (una condenada a 30 años en 1939, que sale en 1942, diversas fotos que desdicen lo de las penurias, mentiras respecto a los batallones de trabajo…), el reportaje es una faceta más de la tergiversación histórica en que nos movemos, con producción a base de autores anónimos, jóvenes o alucinados, que pasa a ser considerado producto de calidad en cuanto lo publican medios de prestigio.
 

SE MANTIENE LA COHERENCIA

La Audiencia Nacional condena a Batasuna al pago de una indemnización de 24 millones. Y confirma la corrección de las actuaciones preventivas de Garzón. Y el Constitucional la constitucionalidad de la Ley de Partidos. Y el PSOE mantiene la vigencia real del Pacto antiterrorista… Hasta IU revisa su trayectoria en el País Vasco. Garzón inicia un proceso de condena de Batasuna por depuración étnica.

Todo buenas noticias contra la desfachatez y la canallez de buena parte de aquellos nacionalistas. Que también mantienen su coherencia disparatando. Por ejemplo, Anasagasti ha desdeñado las acciones de Garzón atribuyéndolas a despecho por no haber conseguido el Nobel (¡A qué bajeza mental obliga el sectarismo político!).







Este artículo proviene de Hermandad del Valle de los Caidos
http://hermandaddelvalle.org

La dirección de esta publicación es:
http://hermandaddelvalle.org/article.php?sid=4234