El Risco de la Nava - Nº 214
Fecha Viernes, 16 abril a las 23:04:36
Tema El Risco de la Nava


GACETA SEMANAL DE LA HERMANDAD DEL VALLE DE LOS CAÍDOS
Nº 214 – 13 de abril de 2004

SUMARIO

  1. ¿Llegó el cambio?, por Antonio de Oarso
  2. Palindromía y seguridad, por Alberto Buela
  3. Sólo dialogan los vivos, por Miguel Ángel Loma
  4. Galería de pendejos: PSOE e IU quieren que musulmanes regresen a la catedral de Córdoba, por Alvarfrías
  5. Del rabino Marshall Meyer a Joan Manuel Serrat, por Fernando José Ares


¿LLEGÓ EL CAMBIO?
Por Antonio de Oarso

Las circunstancias en que han llegado al poder los socialistas españoles arrojan una sombra ominosa en la vida política española. Y no exclusivamente sobre la derrota del Partido Popular, sino en mayor medida sobre la victoria del Partido Socialista. Pues si algunos se recrean con el pensamiento de habérsele amargado a Aznar su despedida política debido a un terrible atentado y una derrota electoral de su partido, deberían pensar en lo triste que resulta llegar al Poder gracias a aquella tragedia y a su abyecta manipulación.

No hay razón seria para dudar de que el ministro de Interior, Ángel Acebes, dijese la verdad cuando presentó los documentos desclasificados que demostraban que el Gobierno se había atenido escrupulosamente, en su información a los medios, a los datos que le había facilitado el CNI sobre la investigación del crimen en masa. ¿Mintió, entonces, Rubalcaba cuando declaró en televisión que había otros datos que Acebes había callado? Tampoco necesariamente en cuanto a la existencia de esos datos, que bien podía ocurrir que existiesen. Pero otra cosa es que fuesen transmitidos al Ministerio del Interior. Y si luego nos enteramos de la estrecha relación de Rafael Vera con gentes del CNI, podemos legítimamente sospechar que Acebes recibió una y otra vez la información de que las pistas conducían a ETA… cuando, en realidad, señalaban ya en otra dirección. ¿Por qué no sospechar que el Gobierno cayó en una encerrona? De lo que se trataba era de hacerle aparecer proclamando la autoría de ETA, porque ello le convenía para ganar las inminentes elecciones, para luego verse obligado a presentar la verdad. Eso explicaría la aparente falta de discreción del Gobierno al desclasificar los documentos del CNI. Si sólo le hubiese movido el exclusivo afán de demostrar su veracidad en la información al pueblo español, quizás se hubiera abstenido de esta desclasificación, salvándole así la cara al CNI. Pero si ya era consciente de haber caído en una celada, la cosa cambiaba. No tenía por qué guardar consideración alguna.

La existencia de una maquinación ideada tempranamente en el mismo día del atentado, aclararía a los algún tanto sorprendidos socialistas la rapidez con que fueron convocados para las manifestaciones.

Todo esto no son más que sospechas, pero justificadas por el conocimiento que tenemos de ciertos procedimientos de la izquierda española en no muy lejanos tiempos: en los tiempos de Barrionuevo, Vera, San Cristóbal, etc.

También conviene revisar la teoría de que el tremendo atentado de la red terrorista Al Qaeda fuera motivado por la implicación de España en la guerra de Irak. Hay que señalar que esto lo dicen los mismos que una y otra vez repitieron que Irak no tenía nada que ver con esta organización, por lo que no era justo hacerle la guerra. No sé si se dan cuenta de que caen en una flagrante contradicción, aunque lo lógico es suponer que son conscientes de ello pero que no les importa. Esto aparte, la teoría flaquea mucho cuando consideramos que el atentado fue obviamente ejecutado para influir en las elecciones. Para que ganase el PSOE. Para que ganase Rodríguez Zapatero. Siendo esto así ¿qué impulsó a los terroristas? ¿El afán de castigar a Aznar o el deseo de que una persona como Rodríguez Zapatero llegase al Poder? Es evidente que a los terroristas islamistas les interesa que las naciones occidentales estén regidas por gobiernos débiles, pacifistas, pactistas. Nada mejor para ellos que un hombre que ha aceptado dócilmente todos los presupuestos progresistas puestos en circulación en los años sesenta. Un hombre que piensa que hablando, dialogando, haciendo concesiones, se arregla todo. Que mejor es ceder que enfrentarse. Un hombre que inmediatamente después de haber ganado las elecciones proclama que va a cumplir su promesa de retirar las tropas desplazadas a Irak, demostrando que el monstruoso atentado ha surtido el efecto deseado.

Los hombres débiles siempre atraen grandes catástrofes en el ámbito de su radio de influencia. Son los causantes de muchas desgracias, pues empujan a la acción a todas las fuerzas disolventes. Es necio quien supone que éstas no van a aprovechar la ocasión que se les presenta. Por lo que el desgraciado padre que, durante los funerales solemnes, responsabilizó públicamente a Aznar de la muerte de sus dos hijos en el atentado de Madrid, obedeció a lo que le dictaba su mente obnubilada. Pero, de encontrarse más sereno, quizás no hubiese lanzado sus reproches en dirección de Aznar.

El atentado y las elecciones han dejado un rastro de turbiedad, malentendidos y odio que tardará mucho en disiparse.
 

PALINDROMÍA Y SEGURIDAD
Por Alberto Buela

La palindromía es el arte de poder construir frases que se pueden leer igual en sentido inverso, o sea, que pueden leerse igual de izquierda a derecha o viceversa. Un ejemplo clásico es: anilina o dábale arroz a la zorra el abad. Un gran cultor de esta disciplina fue el emperador de Bizancio León VI que se jactaba ser el mejor de su tiempo. En nuestro país un eximio palíndromo fue el centenario escritor Juan Filloy.

Con el tema de la seguridad pasa lo mismo, hay que saberla leer desde la víctima y desde el victimario. Así, desde la óptica de la víctima se aumentan las penas y los castigos y desde la del delincuente se buscan aligerar. El ejemplo clásico es la ley del dos por uno.

El historiador Eduardo Rosa distingue acertadamente entre seguridad pasiva que involucra toda la contención del delito y la activa que consiste en introducirse en el campo del delincuente y cambiar las condiciones socio-culturales que lo producen.

La sociedad argentina explotó el jueves pasado cuando un ciudadano, J. C. Blumberg, congregó 150.000 personas ante el Congreso de la Nación. Claro está, él congregó a gran parte de las víctimas de la violencia y de la inseguridad. Su hijo, raptado y asesinado, fue motivo más que suficiente.

Los diputados en una semana aumentaron las penas y castigos para los delincuentes. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, cambió su ministro de seguridad y pidió más dinero para más policías. Pero todo esto forma parte de la frase de ida del palíndromo que es la seguridad, hay que ver si se puede leer de vuelta.

Un filósofo diría, que se pene con prisión la tenencia de armas es condición necesaria para prevenir el delito, pero no condición suficiente. Para ello se necesitan otras cosas, y lo primordial es rescatar al delincuente de las condiciones que lo generaron.

Esto último supone cambiar las condiciones socio-económicas-culturales que dieron lugar al delincuente, lo que exige nuevas condiciones sociales, vgr. crear viviendas, nuevas condiciones económicas, vgr. crear trabajo y nuevas condiciones culturales, vgr. reeducar al delincuente.

Ahora bien, en Argentina un país en la pendiente de la decadencia, en todos sus ámbitos, ¿es posible, es viable esta propuesta? ¿No será acaso, que como un nuevo iluminismo queremos tapar el sol con un arnero?

Según los datos del Ministerio de Seguridad y Justicia en Marzo de 2004 se produjeron en el ámbito exclusivo de la ciudad de Buenos Aires, 1780 delitos por día y sólo 539 fueron denunciados. Y sobre 200 delincuentes detenidos sólo uno va preso.

Esto nos está diciendo a las claras que la más adecuada, elaborada y justa propuesta teórica sobre la seguridad que realicemos se va a dar de bruces con la durísima realidad que nos ofrece un «impulso de resistencia» como gustaba decir Max Scheler, diciéndonos:«esto es así y no de otra manera».

Esta durísma realidad para ser modificada necesita un cambio in totum del cuerpo jurídico penal y del sistema carcelario. Necesita de una nueva policía con una nueva formación. Necesita de nuevos políticos y dirigentes sociales que privilegien la verdad. Necesita de nuevos educadores que inculquen los valores patrios.

¿Es esto posible?

Sólo si y a condición que el poder político fuera poder en la Argentina y estuviera decidido a cambiar esta «durísima realidad».

Pero si el poder político es vicario, no soberano, sólo la capacidad de algunos lobbys cuando se sientan afectados, cambiarán «alguito» como dijera el santiagueño. Así sucedió con el sufrido Blumberg y su hijo de los ojos azules.

¿Y por qué utilizamos una reductio ad unum y terminamos con que la causa es la falta de voluntad y vocación por parte del poder político de modificar esta «durísima realidad»? Porque el poder político si es tal, es arquitectónico de la sociedad, y si no no lo es. Es sólo un poder suplente para uso de los diferentes grupos de presión.

Todo indica que estamos bajo una veloz medida gatopardista por parte de la dirigencia política, intentando cambiar algo para que... nada cambie.
 

SÓLO DIALOGAN LOS VIVOS
Por Miguel Ángel Loma

Somos bobos, joé, llevamos casi medio siglo buscando la manera de acabar con el terrorismo etarra y resulta que lo que había que hacer era irse a Perpiñán, tomarse una copichuela con ellos y enseñarles un mapita indicándoles dónde no deben asesinar. Es lo bueno que tiene el progreso imparable de nuestra avanzada sociedad: que ya no estamos limitados por las normas de la vieja moral y podemos optar por soluciones dialogadas que antes hubieran desembocado en desagradables sucesos. Porque si en otros tiempos (tiempos bárbaros) se hubiera demostrado que un político llega a un acuerdo con una banda de asesinos para que no cometieran atentados en su territorio, lo más probable es que a ese tipo se le hubiera juzgado como traidor a la patria (qué antiguos) e incluso condenado (qué horror) al fusilamiento, acto desagradable donde los haya. Hoy en cambio, esa misma conducta es objeto de sesudos análisis de tertulianos, dimes y diretes de políticos y controvertidos artículos de prensa; pero el antaño tenido por infame traidorzuelo no ha de temer ya ni siquiera por la molestia de un proceso judicial, sino que además se verá recompensado con un mayor apoyo en las urnas y con derecho a micrófono permanente bajo el bigote para que nos enteremos bien de todas las paridas que se le vayan ocurriendo al miserable.

La verdad es que a comprensivos y tolerantes no nos gana ya nadie a los españoles. Miedo me da pensar la que habrían liado en Estados Unidos por una tontería como ésta, de que un jefecillo de gobierno de uno de sus Estados hubiera llegado a un pacto de inmunidad con los cabecillas de la banda de asesinos que realizaron el atentado de las Torres Gemelas... Estoy seguro de que los yanquis no sabrían reaccionar con el espíritu de diálogo con que lo hacemos nosotros, que hasta en las cárceles les facilitamos champán y mariscos a los asesinos para celebrar sus crímenes, como estarán haciendo ahora. Y es que hay que dialogar, dialogar mucho, dialogar siempre, porque como dijo aquél: hablando se entiende la gente (la gente que está viva, se entiende, porque lo que son los muertos, es que con ellos no hay manera de dialogar: los muertos son unos intolerantes).

Reivindicaciones progresistas

Sevilla 8 de marzo, nueve de la noche: por la Puerta de Jerez, y en dirección a la Avenida, una pequeña pero jovial manifestación va coreando: «No te calles, ni en la plaza ni en la calle». Conmovido ante la complejidad de la rima y conociendo el significado de la fecha, se me plantea la duda de si se tratará de una manifestación en favor de la mujer trabajadora o de un movimiento contestatario urbano-poético. De repente, un nuevo verso de combate, tímidamente coreado por algunos hombres que minoritariamente componían la manifestación, tronó en los aires sevillanos: «Somos lesbianas, porque nos da la gana». Sublime: ¿acaso podía decirse más con menos palabras y de una forma tan sutilmente rimada? ¿Qué pérfido reaccionario acusó a nuestro tiempo de zafio y de prosaico? Ya era hora de que el legado de Bécquer y Cernuda fecundara creativamente nuestras reivindicaciones callejeras. Tras el impacto emocional por el genio de nuestra tierra (sumamente desinhibido cuando se trata de defender reivindicaciones progresistas), ansioso espero la convocatoria de alguna nueva manifestación en defensa de no sé..., el valor nutricional de la chirimoya, o el fomento de los viajes a Logroño. Pese a lo insólito que pudieran parecernos tales reivindicaciones, seguro estoy de que el progresismo manifestante nos sorprendería con unas atrevidas proclamas de rima ingeniosísima.
 

Galería de pendejos
PSOE E IZQUIERDA UNIDA QUIEREN QUE MUSULMANES REGRESEN A LA CATEDRAL DE CÓRDOBA

Por
Alvarfrías

No terminarán de sorprendernos estos chicos de la izquierda españoles. Cada día salen con nuevas ideas, recogen mayores causas quejosas, se apuntan a aquello que va en contra de sus intereses que suponemos son los de occidente, y, en este caso, olvidando las auténticas intenciones del Islam, abogan por quebrar su cultura para cederla de forma gratuita a sus enemigos. Los islamitas han demostrado sobradamente, en reciente fecha, cuáles son sus intenciones. Y de una u otra forma, no se ocultan en decirlo, van a la nueva conquista de al-Andalus, esa cosa inventada en siglos recientes, para, cuando lo consigan, si se lo permitimos como parece ser que va siendo, convertirán a los habitantes de esta parte de occidente, sean o no cristianos, en esclavos del Corán; porque ellos no entienden la libertad como nosotros, como los del PSOE y los de IU. Claro que ellos, los del PSOE e IU tampoco entiende la libertad como la proclama el cristianismo. Merecen estar en nuestra Galería de Pendejos.

MADRID, 12 Abr. 04 (ACI).- El grupo municipal del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) e Izquierda Unida (IU) han decidido apoyar la petición lanzada por el Secretario General de la Comisión Islámica Española, Mansur Escudero, para que los musulmanes ocupen una parte de la antigua mezquita de Córdoba, hoy convertida en Catedral y símbolo de la reconquista cristiana de la península ibérica.

Escudero señaló que la petición ha sido presentada al Vaticano, donde se les ha señalado que es finalmente el Obispo de Córdoba, Mons. Juan José Asenjo, quien debe decidir al respecto.

La antigua mezquita de Córdoba, una de las joyas del arte mozárabe iniciada en el siglo VIII y modificada en varias ocasiones, se construyó en el terreno de una iglesia católica con material de otros templos católicos destruidos por la invasión musulmana.

La construcción fue ordenada por Abderramán I, y ampliada en sucesivas etapas por Abderramán II, Alhaken II y Almanzor. Hasta Almanzor, la mezquita permitía el culto de cristianos y judíos, pero el último de ellos ordenó a los cristianos la venta del terreno y se cerró al culto exclusivamente musulmán.

Desde el año 1523, el conjunto de 24 mil metros cuadrados acoge a la Catedral cristiana, construida tras la reconquista, junto con otras capillas laterales.

Pese a que los musulmanes son apenas 500 en Córdoba y cuentan con una mezquita –que aducen es demasiado pequeña-, las organizaciones islámicas en España vienen insistiendo en que la antigua mezquita debería abrirse al culto musulmán.

Los musulmanes no han dudado en tratar de imponer esta práctica a la fuerza: el pasado 3 de marzo, apenas concluida la Misa dominical, participantes del III Congreso Internacional de la Mujer Musulmana pretendieron realizar una oración colectiva ante el mihrab de la antigua mezquita, desafiando incluso al personal que intentó impedir un acto de culto no permitido, y que hubiera merecido la muerte de cualquier cristiano de intentarlo en una mezquita de un país musulmán.

Recientemente, un prominente líder musulmán en España, Abderrahmán Muhammad Manan, escribió que la antigua mezquita debía ser «liberada» por ellos, porque «los musulmanes no podemos echarnos atrás diciendo que el Islam no es piedras o monumentos. Eso es no darse cuenta de lo que las cosas son en sus esencias, y en su esencia la Alhama es el Islam en nuestra tierra, es al-Ándalus, es Andalucía, es el recuerdo de una colonización, de un genocidio, de una expulsión».

«Y no es sólo un símbolo, es una verdad, es algo con fuerza: desatarla debe ser nuestro propósito para realizar la auténtica dimensión de nuestra humanidad y de nuestra dignidad. Hay que acabar con la tristeza de la Mezquita de Córdoba para que vuelva a sonreír lo que es Andalucía, para que renazca al-Ándalus», señala Muhammad Manan.

Escudero, por su parte, dice que espera que Mons. Asenjo «se dé cuenta al final de lo positivo de la idea y de que con ella la iglesia Católica daría una imagen abierta y dialogante»; y precisó que la propuesta «sólo pretende que la Mezquita sea un templo ecuménico, es decir, que se permita rezar a los musulmanes que visitan la Mezquita en algún lugar del templo».

El Presidente de la Junta Islámica señaló además que su iniciativa «podría significar un acercamiento entre ambas religiones, al poder rezar junto musulmanes y cristianos, y se convertiría en un importante mensaje de paz para toda la sociedad que en los tiempos que corren de confrontación es muy necesario».

El Cabildo catedralicio, sin embargo, no simpatiza con la idea de que los musulmanes vuelvan a tomar la mezquita de Córdoba; y fuentes cercanas al mismo han señalado que otros edificios religiosos podrían convertirse en el primer «templo ecuménico» para cristianos y musulmanes, como por ejemplo, el monumental templo de Agia Sofía en Constantinopla (hoy Estambul), que el imperio turco convirtió en una mezquita.


DEL RABINO MARSHALL MEYER A JOAN MANUEL SERRAT
Por
Fernando José Ares

Buenos Aires

Módicos tiempos de devaluación estos y no solo de devaluación material como la que hizo que nuestros ingresos se redujeran a un tercio, nuestros ahorros fueran robados y las futuras jubilaciones se vieran esfumarse, sino de aguda devaluación moral mucho más importante que la primera porque sin ésta aquella no habría podido consumarse.

Productos de la devaluación moral son la devaluación operada en las instituciones, comenzando por la primera que es el pilar básico de nuestra sociedad: la familia. El matrimonio como unión de un hombre y una mujer se ve agredido y minimizado aceptándose otros tipos de uniones como hombre con hombre y mujer con mujer y mañana también podrán asimilarse matrimonialmente hablando las uniones de personas con animales y/o cosas.

De allí para abajo todo, por eso no podía escapar a la marea devaluatoria la distinción que es justamente la primera víctima de este proceso degradativo porque cuando se pierde la distinción se pierde todo lo demás.

Para distinguir por sus méritos personales a ciertas personas que dieran muestras probadas de su valor extraordinario para la sociedad argentina se creó la Orden de Mayo, institución honorífica que como no podía ser de otra manera sufrió la corrosión y deterioro que sufre nuestra Patria en esta crítica situación que atraviesa.

Así la Orden de Mayo fue conferida, impresentable Alfonsín mediante, al rabino estadunidense pederasta Marshall Meyer cuando eran un secreto a voces sus perversiones sexuales violando a los pequeños alumnos de un centro de estudios rabínicos que le habían sido confiados. Claro está que no fue por sus aberraciones delictivas que se le confirió la citada Orden sino por haber colaborado en la creación de la obra de literatura fantástica más grande de la historia argentina: «Nunca Mas» donde se cuenta la desaparición y muerte de aparecidos y vivos como el juez Meade, los candidatos kirchnerianos Carmen Argibay y Esteban Righi, la víctima palestina Najmanovich, los del terremoto mexicano y miles de casos mas.

Cuando el escándalo fue imposible de ocultar el rabino Comendador de la Orden de Mayo puso pies en polvorosa yéndose del país para escapar de la molesta policía llevándose su alfoncínica distinción que seguramente exhibirá orgullosamente en el lugar en que siga desarrollando sus depravaciones literarias y sexuales.

Puede ser ese el inicio del desteñimiento y oxidación de la Orden de Mayo que cada vez más deteriorada, como el país, fue entregada a cuanta rara avis serpentee por los mundillos de la progresía de maldad insolente (Discépolo dixit).

Pero el proceso declinatorio ha alcanzado un nuevo límite, como siempre en rangos cada vez mas negativos, con la entrega de la Orden de Mayo a un personaje del marketing discográfico que hace rato que descubrió que el sur también existe y se pueden hacer muy redituables negocios en él con tratar de cantar algo con discutible voz, pregonar su carácter libertario profiriendo alguna medianía seudo-intelectual que parezca ingeniosa y comprometida y recaudar buenos dólares constantes y sonantes muy necesarios a sus apetencias materialistas.

Hasta allí parece un problema de deterioro por el bajo nivel del personaje en cuestión, pero no es tan inocente la cosa sino de una pasmosa gravedad. Pasados veinticinco años de la sangrienta agresión castrocomunista contra nuestra Patria muchos secretos del terrorismo se han difuminado, muchas delaraciones públicas y muchos libros de memorias han sido formulados por aquellos marxistas delincuentes tan diestros con la bomba o el disparo asesino. Por ellos nos enteramos que el flamante comendador de la Orden de Mayo habría oficiado de correo clandestino de uno de los grupos terroristas, la Banda de Delincuentes Terroristas Marxistas Montoneros, trasladando directivas y también divisas producto de asaltos a bancos y secuestros extorsivos.

Bueno, el personaje en cuestión, de nacionalidad española, se llama Joan Manuel Serrat y recibió la Orden de Mayo de las manos de otro montonero confeso el canciller Rafael Bielsa, que por su actividad en dicha organización criminal debió fugarse a Cataluña, España, lugar elegido por quien capitaneaba la banda Mario Eduardo Firmenich, quien en un total revival de su persona y nacionalidad es profesor catalán ¿? en la Universidad de Barcelona en la cátedra de Teoría Económica. En internet figuran algunos cursos internacionales a los que asistió el flamante ciudadano de la antigua Marca Hispánica donde coloca su lugar de origen Catalunya - Argentina ¿?

Los años transcurridos y las experiencias no parecen haber mejorado en nada al antiguo correo Joan Manuel Serrat, así el progresista diario El Mundo de España nos sorprende en su edición de la fecha 2/03/04 diciendo que el acto de su condecoración el causante dijo que quería compartir su distinción con «las madres y Abuelas de Plaza de Mayo», inexplicable confesión de este español (por supuesto sí explicable en un montonero) que se solidariza de esta manera con una organización, Madres de Plaza de Mayo, que en forma constante y sistemática realiza la apología de la banda terrorista también marxista ETA y sus brutales hechos delictivos que son presentados por ella como producto de «la justa reivindicación libertaria del pueblo vasco» que sufre la «despiadada tiranía y ocupación de su territorio» por parte del «fascista, torturador y asesino Estado Español», luego de las vivas al Euzkadi Libre de rigor.

Esta incoherencia o quizás coherencia del ubicuo Sr. Serrat no merece, a pesar que las actividades pro-terroristas en España de la organización «Madres» es hartamente conocida, inexplicablemente el menor comentario al diario El Mundo; es que como decíamos anteriormente la devaluación ética está ampliamente difundida, no se circunscribe a la Argentina y la Orden de Mayo, que sí lo están y mucho, sino que se amplía en extrañas complicidades también a otras tierras y otras personas.

El Mundo agrega que Serrat recibió la Orden de Mayo por «su actuación comprometida». ¿Con quién? Hay algo podrido en este mundo, antaño parece que se limitaba a Dinamarca, hogaño y debido sin duda a la moderna globalización parece que está en todos los continentes.







Este artículo proviene de Hermandad del Valle de los Caidos
http://hermandaddelvalle.org

La dirección de esta publicación es:
http://hermandaddelvalle.org/article.php?sid=4580